La compañía espera hacer que Starship sea completamente reutilizable para reducir los costos de lanzamiento (SpaceX).

La llegada del hombre a Marte, una misión que antes era vista como un objetivo difícil de cumplir, cada vez va tomando más forma gracias a diversas agencias espaciales y empresas privadas.

Una de ellas es la NASA, la cual trabaja a marchas forzadas para lograr la conquista del planeta rojo a corto plazo, y lo hace junto a SpaceX, la compañía aeroespacial propiedad de Elon Musk, que presume entre sus éxitos, el envío de varios satélites al espacio, así como el uso de cohetes reutilizables.

Incluso, SpaceX ya está trabajando en la búsqueda de una región relativamente plana, cálida y libre de peligros para colocar su nave espacial Starship sobre Marte.

Y no es nada sencillo, tomando en cuenta que Starship es, ni más ni menos, que un enorme cohete de 150 toneladas y con capacidad de trasladar hasta a 100 personas a la vez.

La compañía de Elon Musk está considerando al menos 9 sitios de aterrizaje para naves espaciales sobre el planeta rojo. Las imágenes de dichos sitios son solicitadas a la NASA y provienen de HiRISE, un telescopio operado por la Universidad de Arizona que está montado en la nave espacial MRO que orbita hoy Marte.

Cabe señalar que cada sitio de aterrizaje que se ha estudiado, es un lugar donde el agua congelada puede estar enterrada bajo un poco de tierra y, por lo tanto, accesible para robots y personas.

Ese hielo podría, en teoría, extraerse, derretirse y convertirse en suministros preciosos como agua, aire y combustible para cohetes.

La compañía espera hacer que Starship sea completamente reutilizable para reducir los costos de lanzamiento, por lo que la clave sería reabastecerse de combustible en Marte.

Hay que recordar que Elon Musk manifestó en los últimos años su deseo de construir una ciudad autosuficiente en Marte para 2050, por lo que esta oportunidad podría ser la clave para que su empresa esté un paso más cerca de cumplir este objetivo.


💬Ver 0 comentarios