Al impactar contra la ionosfera terrestre, las emisiones solares provocan las luces que conocemos como auroras boreales y australes. (NASA) (semisquare-x3)
Al impactar contra la ionosfera terrestre, las emisiones solares provocan las luces que conocemos como auroras boreales y australes. (NASA)

El Centro de Predicción Meteorológica Espacial de Estados Unidos (SWPC), así como la Agencia Espacial Europea (ESA), anunciaron que entre el 15 y el 17 de mayo impactaría contra la tierra una tormenta solar.

Además, revelaron que este fenómeno es de una intensidad suficiente como para afectar temporalmente en las infraestructuras de telecomunicaciones y eléctricas.

La advertencia fue lanzada después de que se detectaron tres eyecciones de masa coronal (EMC) provenientes de una gigantesca mancha solar.

Como resultado de la tormenta, es posible que durante las próximas noches logren verse auroras boreales en algunas partes del norte de Estados Unidos, según reveló el SWPC.

Y es que, al impactar contra la ionosfera terrestre, las emisiones solares provocan las luces que conocemos como auroras boreales y australes, y que durante las tormentas solares pueden extenderse hacia el ecuador desde su habitual posición sobre los polos.

En este caso se anunció que es posible que la aurora boreal pueda llegar a verse tan al sur como Londres, Nueva York o Michigan.

Respecto a las fallas en comunicaciones, las alertas emitidas alcanzan los niveles G1 (menor) y G2 (moderada, durante el día 16 en el que se producirá el pico de potencia del suceso), en función de una escala que mide la actividad geomagnética mundial y que va desde G0 a G5.

Con estos niveles, el Servicio Geológico de Estados Unidos advierte que pueden producirse variaciones súbitas de voltaje en las instalaciones eléctricas, particularmente notables en las latitudes más altas, que pueden llegar a dañar los transformadores de aquellos aparatos eléctricos que permanezcan conectados a la red.

Sin embargo, no se espera que se produzcan apagones ni daños significativos, así como posibles daños sobre satélites, GPS y otros sistemas.


💬Ver 0 comentarios