Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Felinos como el jaguar y el puma, que habitan el Pantanal, donde se presentaron los primeros focos de incendio, también corren el mismo peligro (EFE).

Sao Paulo - La propagación de los voraces incendios que se extienden por la Amazonía brasileña, considerada el pulmón del planeta y donde está el 20% del agua dulce en el mundo, pueden acelerar la extinción de especies de fauna y flora ya amenazadas, como una especie de leopardo llamada 'Gato-maracajá' y el manatí, un mamífero acuático de gran porte.


💬Ver 0 comentarios