Los osos malayos son una especie solitaria, miden entre 4 y 5 pies de altura y actualmente son una especie en peligro de extinción. (Universidad de Portsmouth) (semisquare-x3)
Los osos malayos son una especie solitaria, miden entre 4 y 5 pies de altura y actualmente son una especie en peligro de extinción. (Universidad de Portsmouth)

El mimetismo facial, es decir, la capacidad de imitar con precisión las expresiones del rostro, es una característica que hasta ahora solo se creía que poseían los humanos y los gorilas.

Sin embargo, un reciente estudio publicado en Scientific Reports señala que los osos, o al menos la especie malaya (Helarctos malayanus), responde a la expresión facial de otro con la misma o similar expresión.

La investigación, liderada por Marina Davila-Ross y Derry Taylor, de la Universidad de Portsmouth, estudió a 22 ejemplares de esta especie nativa del sudeste de Asia, durante sesiones de juego espontáneas a lo largo de más de dos años.

Los osos, de 2 a 12 años, se alojaron en el Centro de Conservación Bornean Sun Bear, en Malasia, donde los recintos eran lo suficientemente grandes como para permitirles elegir si interactuar o no.

Los osos malayos son una especie solitaria, miden entre 4 y 5 pies de altura y pesan hasta 175 libras. Actualmente son una especie en peligro de extinción.

"Imitar las expresiones faciales de otros de manera exacta es uno de los pilares de la comunicación humana. Se sabe que otros primates y perros se imitan unos a otros, pero solo se sabía previamente que los grandes simios y los humanos, y ahora los osos malayos, muestran tal complejidad en su mimetismo facial", señala en un comunicado Davila-Ross.

Los resultados mostraron que estos animales pueden usar expresiones faciales para comunicarse con otros de una manera similar a los humanos, lo que sugiere que otros mamíferos también pueden poseer esta compleja habilidad y, además, tienen un grado de sensibilidad social.

"Debido a que los osos parecen tener una comunicación facial de esa complejidad y porque no tienen un vínculo evolutivo especial con los humanos, ya que los monos son monos, y no son animales domesticados como los perros, estamos seguros de que esta forma más avanzada de mimetismo está presente en varias otras especies. Sin embargo, hay que investigar esto más a fondo", explicó.


💬Ver 0 comentarios