(semisquare-x3)
Pese a que los trajes espaciales son muy distintos a los de hace 50 años, el color blanco será una característica que muy difícilmente cambiará (EFE).

En la historia de la exploración espacial los trajes usados por los astronautas han ido evolucionando, y ahora lucen más compactos en comparación con los de hace algunas décadas.

De igual manera, los materiales son distintos, así como la tecnología con la que cuentan, sin embargo, hay algo que no se modifica y ese es su color blanco.

Aunque no lo pareciera, esto tiene una explicación científica, y se debe a que al salir de la atmósfera perdemos nuestra mayor protección contra la radiación solar. De esta manera, los trajes están hechos con materiales que reflejen toda la radiación solar posible, y el color blanco ayuda a ese propósito

Pero eso no es todo, pues otro de los objetivos es que cuando los astronautas salen a hacer labores de mantenimiento, el color blanco ayuda a distinguir sus cuerpos del espacio exterior, según revela Gizmodo.

Cabe señalar que los trajes espaciales no siempre fueron blancos, pues los primeros diseños de la NASA eran grises, aunque no estaban pensados para que los astronautas dieran paseos por el espacio.

Además, también existen trajes en color naranja conocidos como “Advanced Crew Escape Suit”, los cuales también cumplen con un objetivo en específico.

Estos trajes se utilizan durante las fases de despegue y aterrizaje en las expediciones para que, en caso de que ocurra alguna emergencia, los astronautas puedan ser rápidamente identificados.

Así es que, pese a que los trajes espaciales son muy distintos a los de hace 50 años, el color blanco será una característica que muy difícilmente cambiará.


💬Ver 0 comentarios