Así lucía el Observatorio de Arecibo tras el paso del huracán María. (horizontal-x3)
Así lucía el Observatorio de Arecibo tras el paso del huracán María. (Ramón Tonito Zayas)

Pese a que está localizado en una de las áreas más altas de Arecibo, los vientos huracanados de María no causaron estragos en el Observatorio de Arecibo, y tan pronto como este viernes, deben normalizarse las actividades científicas que se realizan allí.

“Tuvimos algunos pequeños daños…Fuimos muy afortunados”, comentó el director, del Centro para Estudios Geoespaciales del Observatorio, Tony Van Eyken.

Explicó que la plataforma del telescopio no sufrió daños, solo se afectó una antena que se puede reparar.  

“Algunos pedazos (de la torre) cayeron en la superficie del plato, pero son planchas intercambiables y se puede sacar y poner una nueva”, señaló el funcionario del observatorio Ángel Vázquez.

“Los daños para como fue el huracán María, fueron mínimos”, agregó.

En total, fueron 15 planchas del plato que se dañaron. El equipo de mantenimiento ya trabajaba en esas reparaciones, por lo que las investigaciones no deben tener mayores inconvenientes.

“La antena de la plataforma que se dañó solo afecta una de las ramas de ciencias que se hace aquí, que es la ciencia atmosférica”, señaló Edgard Rivera Valentín. El doctor destacó que, además de la ciencia atmosférica desde el Observatorio de Arecibo, se desarrollan la ciencias planetarias y radioastronomía.

Hoy, martes, se harían observaciones con instrumentos ópticos, pero será el viernes que estarán listos para los trabajos de radioastronomía.

El centro de visitantes apenas sufrió daños, pero esas es una instalación que maneja el Sistema Universitario Ana G. Méndez y deben ser ellos quienes determinen cuándo se reanuda su operación.

Como todo el país, esta institución no tiene servicio de energía eléctrica, por lo que operan con generadores de electricidad. Sí tienen servicio de agua porque se sirven de un pozo.

El observatorio colabora con la Agencia Federal de Manejo de Desastres (FEMA, en inglés) en albergar, en un edificio de apartamentos que tienen, a funcionarios de esta agencia que realizarán trabajos a Utuado. Así evitan que tengan que regresar diariamente a San Juan.

Al borde de la carretera que transita al observatorio hay árboles y tendido eléctrico caído, pero está transitable. De hecho, vecinos de la comunidad se estacionan en los extremos de la vía para embotellar agua que viene desde un ojo de agua a través de un sistema que inventaron los mismos residentes hace años, precisó el residente Edgar Ramos.

“Esto lleva años, pero no habíamos tenido la necesidad de usarlo nuevamente (no se usaba), pero ahora volvimos a restablecerlo”, dijo Ramos, al explicar que residentes de otros barrios acuden a buscar ese líquido tan escaso en estos días.

Avionetas con daños

Al igual que el observatorio, el aeropuerto de Arecibo Antonio Nery Juarbe está hábil para iniciar su operación porque ni la pista ni el terminal sufrieron daños estructurales, señaló Fernando Velázquez, de la Autoridad de Puertos.

Sin embargo, quedaron destruidas el 80% de las naves que se encontraban en la facilidad portuaria el miércoles cuando azotó el huracán María, estimó el piloto Miguel Pérez.

También los vientos destruyeron cerca de cinco hangares del aeropuerto.

Pérez dijo que se espera que esas instalaciones sean utilizadas en cualquier momento por el Ejército de Estados Unidos para transportar provisiones a esta zona del país. 


💬Ver 0 comentarios