Los científicos piensan que estos parientes de las cebras existieron desde hace 100 mil o 300 mil años (Biodiversity Heritage Library).

Luego de más de cien años de la desaparición de los quagga, un animal muy parecido a las cebras y cuyo último ejemplar murió en 1883, un grupo de científicos intentan revivirlo a través de una iniciativa denominada The Quagga Project.

Esta especie, a diferencia de las cebras, tenía una diferencia notable en las rayas, ya que estas se detenían antes de la mitad del cuerpo.

Tras la extinción del quagga, taxidermistas lograron conservar algunos ejemplares que fueron disecados para estudiarlos en un futuro, pero con el paso de los años, muchos de ellos tuvieron destinos trágicos. 

Uno de ellos fue el del cuerpo que permanecía dentro de la colección de la ciudad de Konigsberg, en Alemania, y que fue destruido durante un bombardeo en la Segunda Guerra Mundial.

El quagga fue el primer animal extinto cuyo ADN fue analizado por científicos, y para ello se utilizó tejido de un potrillo sudafricano.

Este proyecto fue muy polémico pues varios grupos, algunos de ellos de corte religioso, fueron duros críticos por “jugar con la naturaleza”, mientras que otros expertos aseguran que no es posible revivir a la especie pues, en todo caso, lograrían crear una variante y no un quagga autentico.

Basados en el estudio del ADN de los quagga, el equipo determinó que los genes del animal podrían estar presentes todavía en el de las cebras y, usando reproducción selectiva, podrían “revivirla”.

Después de varios años de investigación, los científicos del Quagga Project anunciaron que la especie estaba en claro proceso de restauración, pero, aseguran que aún faltan muchas generaciones y alertan que, la estructura del ADN no será la misma que la del último ejemplar.

En estado salvaje, el último animal de estos fue asesinado por un cazador en el año de 1870, y 13 años después murió un quagga que se encontraba en el zoológico de Amsterdam.

Los científicos piensan que estos parientes de las cebras existieron desde hace 100 mil o 300 mil años, y solían deambular sobre las grandes mesetas de Highveld, y en diversas zonas de Sudáfrica.


💬Ver 0 comentarios