El estudio podría revelar los secretos que se esconden debajo de la superficie de Marte (NASA).

El módulo de aterrizaje Mars InSight de la NASA, ha detectado más de 300 terremotos desde abril de este año en Marte, y ha rastreado algunos hasta su origen.

Sin embargo, es hasta ahora que el sismómetro denominado SEIS (Seismic Experiment for Interior Structures), localizó una zona sísmica en el planeta rojo.

Se trata de Cerberus Fossae, que se encuentra a unas 990 millas al este de InSight, un área geológicamente activa.

En Marte tiembla casi dos veces al día. Estos sismos son el resultado de marsquakes, una característica que el Planeta Rojo comparte con la Tierra y la Luna, según los científicos que informaron sus hallazgos en una reunión de la Unión Geofísica Americana en San Francisco, California.

"Tenemos muchos”, dijo Bruce Banerdt, geofísico del Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California, e investigador principal de InSight.

Estos descubrimientos son el resultado de la misión InSight de la NASA que aterrizó en Marte el año pasado. Desde su llegada, el módulo de aterrizaje mantiene sus sensores en el suelo, escuchando los sonidos durante los terremotos.

Desde que se registró el primer terremoto de este tipo en abril de este año, el InSight ha detectado 322 Marsquakes hasta ahora, aseguraron los científicos.

Banerdt dijo que el índice de terremotos ha aumentado, debido a algunos temblores esporádicos informados después de que InSight aterrizó al ritmo actual de dos por día. No obstante, los científicos están tratando de entender qué está impulsando esto.

La mayoría de los temblores son de magnitud leve, apenas perceptibles en la Tierra, sin embargo, dos de ellos, ubicados en una región llamada Cerberus Fossae, han sido grandes, hasta casi de magnitud 4.

Los científicos especulan que los terremotos son el resultado del estrés acumulado en las fracturas a lo largo de la corteza marciana. Dicen que este estrés puede haberse liberado en un terremoto.

El estudio de los marsquakes es interesante, ya que se espera que revele los secretos que se esconden debajo de la superficie de Marte.

Hoy en día, los estudiosos saben que, a diferencia de la Tierra, los terremotos deMarte no son causados por placas tectónicas. En cambio, podrían activarse por un enfriamiento lento del planeta a lo largo del tiempo, lo que a su vez provoca el desarrollo de fracturas en su superficie.

Para determinar la velocidad a la que se enfría el planeta, el módulo de aterrizaje InSight viene armado con una sonda de calor. Para esto, el instrumento tendrá que perforar la superficie a 16 pies de profundidad en la corteza de Marte. Sin embargo, esta tarea se ha visto obstaculizada porque en octubre pasado, el proceso de excavación paró. "El martillo lo golpea, pero simplemente rebota de nuevo", dijo Banerdt.

Se espera que, para finales de este año, las excavaciones puedan seguir su curso.


💬Ver 0 comentarios