Esta es la primera vez en más de 40 años que se ha estudiado una roca lunar de la era de Apollo (NASA).

En el año de 1972 los astronautas de la NASA Gene Cernan y Jack Schmitt recogieron muestras de roca de la Luna y las trajeron de vuelta a la Tierra como parte de la misión Apollo 17. 

Gene y Jack condujeron un tubo de 2 pulgadas de ancho hacia la superficie lunar para recolectar las muestras, que acaban de ser abiertas. Otra de ellas está programada para abrirse a principios del próximo año.

Esta muestra se abrió como parte de la iniciativa de Análisis de Muestras de Próxima Generación (ANGSA) de la NASA, con el fin de aprovechar la tecnología de punta que existe actualmente para estudiar las muestras del Apollo, utilizando nuevas herramientas que no estaban disponibles cuando fueron devueltas originalmente a la Tierra.

"Abrir estas muestras ahora permitirá nuevos descubrimientos científicos sobre la Luna y permitirá que una nueva generación de científicos refine sus técnicas para estudiar mejor las futuras muestras devueltas por los astronautas de Artemis”, detalló Francis McCubbin, curador de astromateriales de la NASA en el Laboratorio Johnson mediante un comunicado.

Y agregó: "Nuestras tecnologías científicas han mejorado enormemente en los últimos 50 años, y los científicos tienen la oportunidad de analizar estas muestras de formas que antes no eran posibles”.

Y justamente ahora es el momento de que algunas de estas muestras entren en el centro de atención de la ciencia.

"Hoy podemos hacer mediciones que simplemente no fueron posibles durante los años del programa Apollo, dijo en un comunicado Sarah Noble, científica del programa ANGSA en la sede de la NASA en Washington.

La NASA compartió una imagen que revela una exploración de microtomografía computarizada de rayos X de la muestra 73002 en 2019, en comparación con una exploración de rayos X de 1974. La claridad de la versión 2019 muestra cuán lejos ha llegado la tecnología de imágenes.

"El análisis de estas muestras maximizará el retorno de la ciencia de Apollo, y permitirá que una nueva generación de científicos y curadores refine sus técnicas y ayude a preparar a los futuros exploradores para las misiones lunares previstas en la década de 2020 y más allá", dijo la científica Noble.

La NASA espera traer más muestras lunares a la Tierra con la ayuda de su nueva misión llamada Artemis. La agencia planea enviar humanos de regreso a la superficie lunar para 2024. 


💬Ver 0 comentarios