De acuerdo con los resultados, originalmente Júpiter se formó cuatro veces más lejos del Sol.  (NASA/JPL-Caltech) (semisquare-x3)
De acuerdo con los resultados, originalmente Júpiter se formó cuatro veces más lejos del Sol. (NASA/JPL-Caltech)

Júpiter es el mayor cuerpo celeste del Sistema Solar, con una masa 318 veces mayor que la de la Tierra, y 3 veces mayor que la de Saturno.

Y pese a su enorme tamaño, poco se sabía sobre el origen de este planeta, pero un equipo de investigadores de la Universidad de Lund, en Suecia, encontró evidencia de su pasado errante.

Todo gracias a una serie de simulaciones por computadora para observar la distribución de los asteroides cercanos a Júpiter llamados troyanos.

De acuerdo con los resultados, originalmente se formó cuatro veces más lejos del Sol que su órbita actual, y migró hacia el interior del sistema solar durante un periodo de 700,000 años.

Según los cálculos, esta migración ocurrió entre 2 y 3 millones de años después de que el cuerpo celeste comenzara su vida como un asteroide de hielo lejos del Sol.


"Esta es la primera vez que tenemos pruebas de que Júpiter se formó muy lejos del Sol y luego migró a su órbita actual", dijo la astrónoma Simona Pirani de la Universidad de Lund.

Además, este modelo contradice las teorías dominantes, según las cuales Júpiter se formó aproximadamente a la misma distancia del Sol de la que se encuentra ahora.

Los asteroides troyanos consisten en dos grupos de miles de asteroides que residen a la misma distancia del Sol que Júpiter, pero que orbitan delante y detrás de este planeta, respectivamente. Hay aproximadamente un 50% más de troyanos frente a Júpiter que detrás de él. En esta asimetría reside la clave para advertir la migración de Júpiter.


💬Ver 0 comentarios