Zahi Hawass, considerado el más prestigioso egiptólogo del mundo y quien ha dedicado su vida a descubrir el misterio de Cleopatra (semisquare-x3)
Zahi Hawass, considerado el más prestigioso egiptólogo del mundo y quien ha dedicado su vida a descubrir el misterio de Cleopatra. (EFE)

Uno de los secretos que la arqueología ha intentado aclarar durante siglos es el lugar donde se encuentran los restos de Cleopatra, la reina de la dinastía ptolemaica más famosa del Antiguo Egipto, que murió alrededor del año 30 antes de Cristo.

Y parece que ese misterio podría ser resuelto muy pronto, según declaraciones de Zahi Hawass, considerado el más prestigioso egiptólogo del mundo, quien durante una conferencia en la Universidad de Palermo (Sicilia), señaló que su expedición cree que sabe el lugar exacto en el que Cleopatra y Marco Antonio fueron enterrados.

"Sé dónde está la tumba de Cleopatra, la reina de Egipto… Ya hemos determinado el lugar de enterramiento y estimamos que se encuentra en la región de Taposiris Magna, a 31 millas de Alejandría", indicó el arqueólogo de 71 años, quien también fue ministro de Antigüedades de Egipto y ha dedicado su vida a descubrir ese tesoro.

En caso de que se logre encontrar la tumba, podría ser el descubrimiento del siglo, dicen los arqueólogos, un hallazgo “más importante aún que la tumba de Tutankamón”, según Hawass.

De acuerdo con el especialista, se trata de un ambiente subterráneo, a unos pies de profundidad, excavado en el terreno a la sombra de las imponentes ruinas del templo Taposiris Magna.

Recenti scoperte archeologiche nell’antico Egitto

Posted by Università degli Studi di Palermo on Monday, January 14, 2019

Se cree que, hasta allí, en un lugar seguro, los sacerdotes de Cleopatra, después de su suicidio, habrían transportado su cuerpo momificado. Y al lado, según Zahi Hawas, reposarían los restos de su gran y trágico último amor: Marco Antonio.

Cleopatra fue la última reina de Egipto. Tras su muerte, a los 39 años, Egipto se convirtió en provincia del Imperio romano.

Existen muchas versiones de su muerte y esta sigue siendo un misterio. Según la creencia popular, se suicidó dejándose morder por un áspid (cobra egipcia). Otra de las más conocidas cuenta que Cleopatra, al saber que el emperador romano Octavio iba a exhibirla en Roma para mostrar a todos su victoria, optó por suicidarse antes de sufrir una humillación pública ante los romanos.

Algunas otras versiones ofrecidas por historiadores romanos dicen que Cleopatra se envenenó utilizando un instrumento o un ungüento tóxico. Otra relata que fue envenenada por Anecesis, una egipcia que cumplía órdenes de Octavio.

Lo cierto es que se esconden muchos secretos bajo la figura de Cleopatra, y muchos de ellos podrían ser revelados si es que logran dar con su tumba.


💬Ver 0 comentarios