El Gran Agujero Azul es una caverna de piedra caliza que se formó en las costas de Belice hace cientos de miles de años (semisquare-x3)
El Gran Agujero Azul es una caverna de piedra caliza que se formó en las costas de Belice hace cientos de miles de años. (Instagram/@Lighthouse Reef)

El fondo marino es una vasta e inexplorada zona que esconde aún muchos secretos para el hombre, por lo que provoca curiosidad entre especialistas y aficionados.

Una de estas zonas es el Gran Agujero Azul, una caverna de piedra caliza que se formó en las costas de Belice hace cientos de miles de años, cuando el nivel del mar era mucho menor.

Al ser una de las cuevas submarinas más grandes del mundo, se convirtió en destino turístico para miles de buceadores que deseaban explorar el sitio, cuyo fondo era inexplorado… hasta ahora.

Y es que hace unas semanas, el empresario multimillonario Richard Branson se sumergió en la fosa con Fabien Cousteau, nieto del explorador francés Jacques Cousteau, y con la exploradora de National Geographic, Erika Bergman.

Durante la expedición y según detalla Branson a través de su blog, el grupo encontró restos de animales marinos muertos y una pared de estalactitas que se había formado en tierra seca.

“Es una prueba de cuán rápido y catastróficamente pueden subir los océanos. De repente el nivel del mar estaba 328 pies más bajo”, indicó el empresario.

Discovery Live: Into the Blue Hole

The full depth of the Blue Hole is approximately 410 feet deep. The underwater ecosystem continues to completely change as the crew moves towards the bottom.

Posted by Discovery on Sunday, December 2, 2018

Algunas investigaciones anteriores en esta cueva arrojaron una posibilidad de que hubiera sido tierra seca hace unos 10,000 años, pero la era glacial la había sumergido.

Respecto a los animales muertos, seguramente estas criaturas cayeron en el agujero y fallecieron por falta de oxígeno, pues al descender unos 290 pies, encontraron una espesa capa de sulfuro de hidrógeno, un gas tóxico incoloro que se ha formado durante siglos.

Sin embargo, lo peor fue lo que encontraron en el fondo de la caverna: una enorme cantidad de basura plástica, algo que entristeció a los exploradores.

“Desafortunadamente, vimos botellas de plástico al final del agujero. Son una verdadera plaga para el océano”, agregó Branson.

El plástico, un material difícil de erradicar, es el principal problema de contaminación al que se enfrenta nuestro planeta, y haberlo encontrado en una zona inexplorada por el hombre refleja la gravedad de la situación.

En 2017, científicos de la Universidad de Georgia anunciaron que se habían fabricado alrededor de 8,300 millones de toneladas de plástico, la mayor parte de las cuales había sido desechada.

Asimismo, se ha encontrado plástico en sedimentos del fondo del mar a más de 2.5 millas por debajo de la superficie del océano. También se ha hallado en el hielo del Mar Ártico y en las montañas de Suiza.

Por si fuera poco, un estudio reciente anunció que pueden hallarse partículas de plástico en las heces humanas en todo el mundo.

Philipp Schwabl, autor principal de la investigación, señaló: “Es probable que la cantidad de la contaminación plástica crezca aún más si los seres humanos no cambiamos la situación actual”.


💬Ver 0 comentarios