Revelan que hace 4,000 años Marte tenía las condiciones necesarias para la vida subterránea  (semisquare-x3)
Este hallazgo podría ser muy útil para misiones futuras para enviar naves espaciales en búsqueda de signos de la pasada vida marciana. (Instagram/NASA)

Marte sigue siendo una incógnita en muchos aspectos para los especialistas, pero un nuevo estudio de la Universidad de Brown, en Estados Unidos, revela que hace cerca de 4,000 años este planeta tenía un basto suministro de energía química para que los microbios pudieran prosperar bajo la superficie.

Fundamentado en cálculos básicos de física y química, los científicos demostraron que en el antiguo subsuelo marciano existía suficiente hidrógeno disuelto para alimentar una biosfera superficial global, algo muy parecido a lo que ocurre en la Tierra

Tras los descubrimientos hechos hace décadas, en los que se encontraron canales fluviales e indicios de lagos en Marte, los investigadores no descartan la posibilidad de que en el Planeta Rojo haya existido vida, sin embargo, no queda claro cuánto fluyó en realidad la actividad acuática marciana. 

Esta nueva investigación, publicada en Earth and Planetary Science Letters, revela que la radiólisis, que es un proceso a través del cual la radiación rompe las moléculas de agua en sus partes constitutivas de hidrógeno y oxígeno, habría creado una gran cantidad de hidrógeno en el antiguo subsuelo marciano.

Se calcula que las cantidades de hidrógeno que había hace 4,000 años en la corteza de Marte habrían estado en el rango de concentraciones que sostienen la gran cantidad de microbios que hay en la Tierra actualmente. 

Este hallazgo podría ser muy útil para misiones futuras para enviar naves espaciales en búsqueda de signos de la pasada vida marciana. “Una de las opciones más interesantes para la exploración es observar bloques de megabrecha: trozos de roca que fueron excavados en el subsuelo por impactos de meteoritos", afirma Jesse Tarnas, estudiante graduado de la Universidad de Brown y autor principal del estudio.

Mientras que el profesor en el Departamento de Ciencias Terrestres, Ambientales y Planetarias de la Universidad de Brown, Jack Mustard, coautor del estudio, señala que “lamisión del rover 2020 de la NASA es buscar los signos de vidas pasadas. Las áreas donde puede haber restos de esta zona habitable subterránea, que puede haber sido la zona habitable más grande del planeta, parecen ser un buen lugar para atacar”.


💬Ver 0 comentarios