Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La esponja descubierta en el 2005 en Alaska. (NOAA Fisheries)

Una pequeña esponja verde, descubierta en la oscuridad de las aguas del Pacífico en Alaska, podría ser un arma efectiva para combatir el cáncer de páncreas, considerado uno de los más agresivos que existen.


💬Ver 0 comentarios