(semisquare-x3)
En un futuro la población mundial comenzaría a disminuir, y una vez que comience el declive, nunca terminará. (EFE)

Muchas son las teorías e investigaciones que se han hecho a lo largo de la historia, respecto a la extinción del hombre en el planeta Tierra y sus posibles causas.

A todas estas se une un estudio realizado por el periodista John Ibbitson y el politólogo, Darrell Bricker, ambos de origen canadiense, en el que revelan que, en aproximadamente tres décadas, la población mundial comenzará a disminuir, y una vez que comience el declive, nunca terminará.

Dicha investigación se detalla en su libro “Empty Planet”, lanzado recientemente por ambos autores, quienes advierten que aunque la sobrepoblación del planeta es un tema verdaderamente serio en la actualidad, para 2050 se registrará un fenómeno contrario y la crisis vendrá por un despoblamiento. 

Entrevistados por el sitio Wired, destacaron que los datos de población de la ONU (Organización dr lad Naciones Unidas) son algo que todo el mundo sabe, y aunque el modelo de pronóstico introduce tres cosas: tasas de natalidad, tasas de migración y tasas de mortalidad, no tiene en cuenta la expansión de la educación para las mujeres, ni la velocidad de la urbanización.

“No pasó mucho tiempo antes de que nos diéramos cuenta de que había todo un grupo de demógrafos que habían estado cuestionando los números. Salimos y hablamos con personas reales, sobre las elecciones que están tomando, ahí fue cuando las estadísticas que estábamos viendo cobraron vida”, indicó Ibbitson.

En el mismo sentido, Bricker explica que es precisamente en las decisiones de la gente donde centraron su investigación.

“Encuestamos a personas de 26 países preguntando a las mujeres cuántos hijos quieren, y no importa a dónde vayas, la respuesta suele ser alrededor de dos. Las fuerzas externas que solían dictar a las personas que tienen que tener familias grandes, están desapareciendo en todas partes. Y eso está sucediendo más rápido en los países en desarrollo”.

En Filipinas, por ejemplo, las tasas de fertilidad bajaron de 3.7 por ciento a 2.7 por ciento de 2003 a 2018. Eso es un niño en 15 años. “En los EE. UU., ese cambio ocurrió mucho más lentamente. Ese es el escenario que estamos pidiendo a la gente que contemple”.

A lo largo de la historia, la pérdida masiva de habitantes ha sido producto de una catástrofe: eras de hielo, plagas, el colapso de las civilizaciones. Esta vez, sin embargo, es deliberado, gracias a que las personas están decidiendo tener menos hijos de los que se necesitan para reemplazar a la gente que va muriendo.

La conclusión a la que llegan es que en realidad habrá un crecimiento de las personas mayores, y posiblemente tendremos una población bastante más envejecida que la actual.


💬Ver 0 comentarios