(semisquare-x3)
Se detectó un aumento en la actividad de El Niño en el Pacífico Central a partir de finales del siglo XX (EFE).

El fenómeno conocido como El Niño, produce climas extremos en todo el mundo, con efectos catastróficos en varias regiones como Australia y el sudeste de Asia.

Un estudio publicado en la revista Nature Geoscience revela que su naturaleza se ha modificado drásticamente durante los últimos 30 años.

Para llegar a esta conclusión, un equipo de científicos de la Universidad de Melbourne y del Centro de Excelencia para los Extremos Climáticos (ambos en Australia), desarrolló un método que utiliza núcleos perforados de coral para producir un primer registro estacional, que muestra 400 años de la historia de El Niño.

El equipo, liderado por la doctora Mandy Freund, detectó un cambio claro en los tipos de El Niño, con un aumento de su actividad en el Pacífico Central a finales del siglo XX, y además sugirió cambios futuros en el fortalecimiento del fenómeno en el Pacífico Oriental.

“Estamos viendo más El Niño formándose en el océano Pacífico central en las últimas décadas, lo cual es inusual en los últimos 400 años”, afirmó Freund en un comunicado.

Hasta ahora, los investigadores estaban limitados en cuanto al comportamiento de El Niño a largo plazo porque el registro era demasiado breve y dificultaba comprender si los cambios recientes en la última década eran excepcionales o frecuentes.

Sin embargo, consiguieron obtener información sobre el clima pasado mediante los núcleos de coral que se extienden por el océano Pacífico, es decir, formaciones que contienen isótopos que pueden decir mucho sobre el clima del pasado, tal como los anillos de los árboles.

“Al comprender el pasado, estamos mejor equipados para entender el futuro, especialmente en el contexto del cambio climático”, indicó Freund, quien agregó que esperan que sus tres años de arduo trabajo sirvan de base para otro estudios sobre el clima.


💬Ver 0 comentarios