Se trata de un antibiótico producto de una combinación de toxinas que atacan específicamente a las células cancerígenas. (semisquare-x3)
Se trata de un antibiótico producto de una combinación de toxinas que atacan específicamente a las células cancerígenas. (EFE)

El cáncer es una de las mayores causas de muerte en el mundo. De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente afecta a 1 de cada 5 hombres y 1 de cada 6 mujeres y 9.6 millones de personas a nivel global fallecieron en el 2018 tras tener la enfermedad. 

Diversos son los tratamientos que tratan de erradicar el cáncer, sin embargo, hasta ahora no existe uno que acabe de manera definitiva con este padecimiento.

Recientemente se ha dado a conocer que un grupo de científicos israelíes del laboratorio farmacéutico Accelerated Evolution Biotechnologies (AEBi) podrían cambiar el panorama que se tiene sobre el cáncer, ya que, según anunciaron, están muy cerca de concretar un tratamiento mucho más efectivo que los actuales para radicar esta enfermedad.

“Creemos que ofreceremos en un año una cura completa para el cáncer“, aseguró Dan Aridor, presidente de la AEBi.

“Será efectiva desde el primer día, durará unas pocas semanas, y tendrá efectos secundarios mínimos o ninguno, a un costo mucho más bajo que la mayoría de los otros tratamientos en el mercado”, añadió.

Según revela el periódico The Jerusalem Post, este tratamiento, conocido como “MuTaTo” (toxina multi-objetivo), es un antibiótico producto de una combinación de toxinas que atacan específicamente a las células cancerígenas y que eliminan la posibilidad de que la enfermedad pueda reaparecer.

Por su parte Ilan Morad, líder de la investigación, señaló a un canal israelí que los expertos se encargarían de analizar el tipo de cáncer de cada paciente para poder suministrarle un antibiótico diseñado específicamente para curar su enfermedad.

Es decir que, aunque se busca crear una cura general, el tratamiento del cáncer mediante “MuTaTo” se diseñará específicamente para cada persona, analizando las muestras de cada biopsia.

Morad comparó el concepto de “MuTaTo” con el triple fármaco que ha ayudado a cambiar el SIDA de ser una sentencia de muerte automática, a una enfermedad crónica. 

Pero a diferencia del VIH y el SIDA, donde los pacientes deben tomar los fármacos de forma perpetua, con “MuTaTo”, las células se matarían, por lo que se podría dejar el tratamiento en apenas unas pocas semanas.

Como era de esperarse, este anuncio ha generado todo tipo de reacciones, y hay quienes toman con escepticismo estas declaraciones, señalando que el estudio es limitado y no tiene ninguna publicación científica que lo apoye.

Uno de ellos es Len Lichtenfeld, director de la Sociedad Americana del Cáncer, quien asegura que es muy pronto para poder concluir que el medicamento funcionará exitosamente en los humanos, ya que hasta el momento solo se ha experimentado en ratones.

"Desafortunadamente, debemos ser conscientes de que esto está lejos de ser un tratamiento eficaz para las personas con cáncer y mucho menos una cura", publicó en su blog personal.


💬Ver 0 comentarios