Imagen de células cancerosas. (Shutterstock)

Un nuevo tipo de análisis de sangre que detecta decenas de tipos de cáncer podría ayudar a los médicos a tratar a los pacientes en una etapa más temprana, según resultados de un estudio publicado esta semana. El método se utilizó para identificar en pacientes más de 50 tipos de cáncer, incluidas variantes particularmente mortales como el que afecta al páncreas, los ovarios, el intestino y el cerebro.

Los investigadores dicen que el método es capaz de detectar mutaciones cancerosas antes de que aparezcan los síntomas, y también de localizar tumores particularmente peligrosos que de otro modo pasarían desapercibidos.

La prueba busca cambios importantes en el ADN de las células cancerosas muertas que se filtran a la sangre, a medida que los tejidos enfermos se descomponen.

En el estudio sobre el hallazgo científico, publicado en Annals of Oncology, los expertos reconocen que el procedimiento es más adecuado para detectar cáncer en etapas posteriores de la enfermedad. Sin embargo, los autores afirman que el seguimiento de sus investigaciones podría resultar en pruebas que diagnostiquen cáncer en una etapa mucho más temprana que con otros métodos.

Rastreando moléculas

La prueba, desarrollada por el Instituto Oncológico Dana-Faber y la Clínica Mayo, busca moléculas conocidas como grupos metilo, que causan mutaciones en las células sanas y las hacen cancerosas. Marca un cambio en cuanto a los métodos más tradicionales que implican la secuenciación del ADN.

La investigación consistió en tomar muestras de casi 7,000 participantes. En el 96 por ciento de las pruebas, las muestras identificaron correctamente el tejido del que provenía el cáncer.

Son necesarias más pruebas

"Nuestros resultados muestran que este enfoque para analizar el ADN libre de células en la sangre puede detectar una amplia gama de tipos de cáncer en prácticamente cualquier etapa de la enfermedad, con una especificidad y sensibilidad cercanas al nivel necesario para la detección a nivel de la población", dijo Geoffrey Oxnard, coautor del estudio. "La prueba puede ser una parte importante de los ensayos clínicos para la detección temprana del cáncer".

Sin embargo, los expertos admiten que se necesita más investigación. En la actualidad, dijeron, la posibilidad de que las pruebas no detecten cáncer en sus primeras etapas, es aún demasiado alta.


💬Ver 0 comentarios