(horizontal-x3)
El sarcófago pesa más de 66 mil libras, y solo la tapa pesa más de 30 mil libras (Ministerio de Antigüedades de Egipto).

Alejandro Magno, uno de los conquistadores más importantes de la historia, podría ser nuevamente protagonista de ella, al ser posiblemente descubierta su tumba.

A principios de julio de este año, oculta a unos 16 pies de profundidad en el barrio de Sidi Gaber de la ciudad de Alejandría, fue hallado un enorme sarcófago de granito que podría guardar los restos del antiguo rey de Macedonia.

En los próximos días, después de haber permanecido sellado durante más de 2,000 años se abrirá este sepulcro, el cual tiene esperanzados a los expertos, que creen que pudo haber pertenecido a quien también fue alumno de Aristóteles.

El reconocido arqueólogo egipcio, Zahi Hawass, aseguró en entrevista a The Telegraph, que el hecho de que la pieza sea de granito denota la importancia del individuo para el que fue construida, principalmente porque Asuán, la ciudad de donde posiblemente fue extraído el mineral, se encuentra a más de 621 millas de Alejandría.

Aún sin abrir el sarcófago, hay pocas pistas sobre la identidad del hombre que fue sepultado en su interior, pues el ataúd no contiene escrituras que indiquen a quién pertenece.

Los arqueólogos consideran que perteneció a un noble o a un ciudadano rico en el Egipto ptolemaico, también conocido como periodo helenístico, entre el 323 y el 30 a.C.

Durante cientos de años arqueólogos y exploradores han intentado sin éxito encontrar la tumba del rey de Macedonia. Se estima que han sido al menos 140 los intentos fallidos de dar con su paradero, pero este nuevo y único descubrimiento sugiere la posibilidad de encontrar piezas importantes, incluyendo sus restos.

"Todos están buscando la tumba de Alejandro. Estamos seguros de que fue enterrado en Alejandría. El descubrimiento de este sarcófago demuestra que un día, cuando estén demoliendo una villa o una casa, pueden encontrar su tumba", destaca Hawass.

Pero abrirlo por primera vez requerirá mucho trabajo por adelantado. "Es arriesgado abrirlo directamente, tenemos que prepararnos", afirma Ayman Ashmawy, alto funcionario del Ministerio de Antigüedades de Egipto, que ha explicado que el sarcófago se abriría en el sitio arqueológico.

"Es difícil moverlo intacto y abrirlo en un museo. Está a 16 pies bajo tierra y todo pesa más de 66 mil libras. Solo la tapa pesa más de 30 mil libras ", agrega Ashmawy.


💬Ver 0 comentarios