Antes de partir hacia Santiago de Cuba, parada final en si viaje, Felipe VI se encontró con el primer secretario del Partido Comunista de Cuba y expresidente, Raúl Castro Ruz. (AP / Ismael Franco)

La Habana, Cuba - Los Reyes de España concluyeron hoy su histórica visita a Cuba, tras una jornada en la cual se reunieron con Raúl Castro Ruz, develaron un cuadro de Goya para exhibición y visitaron la provincia oriental de Santiago de Cuba, desde donde regresaron a su país.

Felipe VI y Letizia llegaron el lunes en la noche a Cuba para convertirse en los primeros monarcas españoles en visitar de manera oficial a Cuba.

Juan Carlos, el predecesor de Felipe VI, había venido a una cumbre iberoamericana y el propio monarca estuvo en la isla durante los actos fúnebres tras la muerte de Fidel Castro Ruz, expresidente de la isla. Pero ninguno de los reyes españoles había visitado oficialmente a la que fue una de las principales colonias del Reino de España por siglos.

Los monarcas agotaron una apretada agenda en la cual se reunieron con el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, visitaron La Habana Vieja, recibieron a los empresarios y ciudadanos españoles residentes en la isla, comieron en una paladar habanera, además de reunirse con figuras de la sociedad civil cubana, como el escritor Leonardo Padura y el actor Jorge Perugorría.

En su jornada de despedida, los reyes españoles visitaron el Centro de Inmunología Molecular (CIM) de La Habana y dejaron instalada en el Museo Nacional de Bellas Artes un autorretrato del famoso pintor y grabador Francisco de Goya.

Antes de partir hacia Santiago de Cuba, parada final en si viaje, Felipe VI se encontró con el primer secretario del Partido Comunista de Cuba y expresidente, Raúl Castro Ruz, en un encuentro que fue calificado por ambas partes como “una visita de cortesía”, en la cual hablaron de temas diversos de interés común.

Tras cerrar su programa en La Habana, los reyes se dirigieron hacia Santiago de Cuba a saldar una deuda histórica tras 121 años de espera, pues por fin un monarca ibérico llegó a rendir homenaje a los soldados españoles caídos en dos de las batallas que marcaron el final del imperio colonial de España.

Desde la capital cubana se trasladaron a Santiago y se dirigieron directamente al Castillo del Morro para homenajear al almirante Pascual Cervera y a los marinos españoles que fueron derrotados por Estados Unidos en la única batalla naval en la historia militar de Cuba, según la agencia de noticias española EFE.

Desde el Castillo del Morro, los reyes se trasladaron hasta las lomas de San Juan, escenario el 1 de julio de 1898 de la batalla más sangrienta de la guerra contra los Estados Unidos en territorio cubano, y presidieron otro homenaje ante el memorial en recuerdo a los españoles allí caídos.

Al concluir ese acto, Sus Majestades se dirigieron al aeropuerto y encaminaron su regreso a España.


💬Ver 0 comentarios