Daniel Everett está desaparecido. (Suministrada)

Orlando – La Policía de Orlando no ha dado con la pista de Daniel Everett, quien era gerente de la tienda Under Armour en los Orlando International Premium Outlets y que tras ser despedido el lunes retornó al establecimiento y disparó contra Eunice Marie Vázquez, de origen puertorriqueño.

Al momento, las autoridades suministraron fotos del sospechoso, así como de una imagen de un vehículo similar al que utilizó para huir del centro comercial luego de los hechos. El pedido de la policía es que avisen si lo ven, pero que no se le acerquen.

Mientras, y a solicitud de los medios noticiosos, la gerencia del establecimiento lamentó lo sucedido y adelantó que no hará expresiones adicionales.

"Estamos profundamente tristes por el trágico evento que tuvo lugar (el lunes), y que el Departamento de Policía de Orlando cree que fue un incidente aislado dentro de la tienda que involucró a un empleado de la tienda recientemente despedido. Como esto sigue siendo un asunto policial en curso, todas las consultas adicionales deben dirigirse a el Departamento de Policía de Orlando ", indicó la empresa en declaraciones escritas.

Es política de las autoridades policiales no divulgar detalles del origen étnico de personas involucradas en hechos como este. No fue hasta anoche, cuando el hermano de la víctima -William Vázquez- publicó en su página de Facebook que Eunice Marie Vázquez era su hermana y que era puertorriqueña.

El Nuevo Día le solicitó una entrevista a William Vázquez, quien reside en Sarasota (a dos horas al oeste de Orlando), pero al momento no se ha producido una respuesta.

La investigación preliminar de las autoridades indicó que el lunes en la mañana, Everett – de 46 años- fue despedido, pero regresó horas más tarde armado y disparo fatalmente contra la boricua. El hombre había sido despedido tras diversas quejas de empleados sobre su desempeño como supervisor, según dijo la Policía de Orlando.

Trascendió que el sospechoso también había preparado una lista con los nombres de otros empleados de la tienda y quienes supuestamente se habían quejado de su labor como gerente. Everett envió tal lista vía correo electrónico a esos empleados en un gesto que las autoridades interpretaron como una amenaza. Por ello, la Policía contactó a las personas en esa lista para consignar que estaban bien.

Everett no fue encontrado en su residencia que ubica en Lake Nona cerca del Aeropuerto Internacional de Orlando.


💬Ver 0 comentarios