Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Judith Sierra Cabañas, junto a su hija Camila Román Sierra, quien salió de Puerto Rico en busca de mejores servicios médicos para sus hijos . Junto a Judith su hija Camila Román Sierra.
Judith Sierra Cabañas, junto a su hija Camila Román Sierra, quien salió de Puerto Rico en busca de mejores servicios médicos para sus hijos . Junto a Judith su hija Camila Román Sierra. (Carla D. Martínez Fernández)

Orlando- El dramático testimonio de Judith Sierra Cabañas, madre soltera y quien tuvo que dejar la isla para buscar servicios de salud especializados para su hija fue la punta de lanza hoy de una campaña encabezada por una coalición de organizaciones boricuas en Florida para que el Congreso apruebe una medida que garantizaría la permanencia de Medicaid en Puerto Rico y el resto de los territorios por los próximos cuatro años.

Cuando el cuadro clínico de su hija Camila Román Sierra se complicó tras una caída en la escuela que la dejó inconsciente por media hora, Judith -entonces paciente del Plan de Salud del Gobierno de Puerto Rico- corrió a buscar un neurólogo para descifrar cuán complicado era el diagnóstico de epilepsia que le habían dado a la pequeña.

“Me dijeron que tenía que esperar más de un año pues solamente había un neurólogo en todo Puerto Rico”, narró. “Por eso tomé la decisión de irme, por el bienestar de mis hijos, y aunque fue un proceso difícil, tenía que hacerlo por ellos”, narró.

Se mudó. En dos meses la vio un especialista que descartó la epilepsia. Determinó que la pequeña Camila sufría de una enfermedad genética que producía una resistencia a la hormona de la tiroides y de los cuales hay pocos casos en el mundo. Varios meses más tarde, ya la jovencita estaba en tratamiento y estabilizada.

“Si no me hubiera ido de Puerto Rico, nunca hubiese tenido este diagnóstico y sé que no soy la única persona que le ha pasado esto”, dijo.

Con esta historia como telón de fondo, la coalición Respeta mi gente, lanzó hoy una campaña a través de las redes sociales y de llamadas telefónicas para que los puertorriqueños en Florida pidan a los senadores republicanos Rick Scott y Marco Rubio que suscriban el proyecto de la Cámara 3631 preparado con el congresista puertorriqueño Darren Soto. Esta medida busca que se asignen los fondos para que el Medicaid continúe operando por los próximos 4 años.

Alexandra Ojeda, portavoz de prensa de Scott, dijo hoy que el Senado se encuentra trabajando en una iniciativa para atender el asunto, aunque no está claro ni se ha definido cómo se hará.

“Scott ha tenido múltiples reuniones con sus colegas en el Congreso y con funcionarios de la Isla, y está trabajando para encontrar una solución para que Puerto Rico reciba los fondos que necesita”, dijo Ojeda.

De inmediato, no se pudo obtener una reacción de Rubio.

En cuanto a la campaña de presión, los organizadores quieren aprovechar la posibilidad de que se produzca un cierre del gobierno federal el próximo 21 de noviembre debido a desacuerdos por asuntos presupuestarios, asunto que ven como una coyuntura para llamar la atención sobre los asuntos que afectan a Puerto Rico.

La coalición Respeta mi gente está integrada por diversas organizaciones como Alianza for Progress, latino Justice, Vamos4PR, Bring It Home Florida, For Our Future, entre otras. La campaña se lanzó a través de redes sociales como Facebook y Twitter. La petición escrita está disponible aquí.

El director de Alianza for Progress, Marcos Vilar, agregó que la semana que viene miembros de la coalición visitarán las oficinas de Scott y Rubio en Florida. También los harán en los despachos de estos senadores en Washington.

“Ambos senadores han dicho que quieren ayudar a Puerto Rico. Pues aquí tiene una oportunidad para hacerlo de inmediato”, dijo Vilar al advertir que esta limitación en servicios de salud y la incertidumbre que crea la falta de garantías fiscales son parte de las razones para que familias puertorriqueñas dejen la Isla y se muden a Estados Unidos. “Para que Puerto Rico progrese económicamente no puede seguir perdiendo población”, agregó.