Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Desde la noche del viernes al sábado, las autoridades habían traído piedras y materiales para tapar el boquete en el estanque, pero el intento fue infructuoso.
Desde la noche del viernes al sábado, las autoridades habían traído piedras y materiales para tapar el boquete en el estanque, pero el intento fue infructuoso. (Tiffany Tompkins)

Miami - El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró el sábado un estado de emergencia debido a que un derrame considerable en un estanque enorme de aguas residuales amenaza con inundar caminos y reventar un sistema de almacenamiento de aguas contaminadas.

💬Ver comentarios