Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Desde el 1 de marzo 550,901 personas se han contagiado con COVID-19 en Florida. (Agencia EFE)

El condado de Miami-Dade contabilizó este miércoles un récord de más de 4,000 nuevos casos de COVID-19, que cayó como un jarro de agua fría sobre los que esperan un pronto fin de la pandemia y recordó la necesidad de no bajar la guardia.