Cobra fuerza el reclamo en favor de una asignación para instalar paneles solares en techos de residencias de personas de bajos recursos económicos.
Cobra fuerza el reclamo en favor de una asignación para instalar paneles solares en techos de residencias de personas de bajos recursos económicos. (Suministrada)

Washington D.C. – Más de 40 empresas, organizaciones e iglesias de Puerto Rico y la diáspora abogaron hoy ante el liderato del Congreso por una asignación de $5,000 millones para la instalación de paneles solares y sistemas de almacenamiento de energía en los techos de residencias de la Isla.

De esta forma, han abrazo la propuesta del presidente del Comité de Recursos Naturales, el demócrata Raúl Grijalva, otras tres decenas de congresistas y una docena senadores para asignar el dinero al Departamento de Energía de Estados Unidos, que se encargaría del plan para colocar placas solares y baterías de almacenamiento en techos de residencias de personas de bajos recursos y/o o discapacitadas.

La iniciativa de Grijalva fue acogida por el presidente Joe Biden, aunque la recomendación de la Casa Blanca al Congreso – que debe preparar en diciembre un proyecto de presupuesto con asignaciones para mitigar desastres-, es que los fondos a otorgarse sean $3,000 millones.

“Han pasado cinco años desde el huracán María y todavía sufrimos de apagones frecuentes. Es tiempo de solucionar este problema. La energía solar y el almacenamiento de baterías es la solución. Esto le ahorrará al Congreso miles de millones de dólares en el futuro, cada vez que seamos afectados por una tormenta”. indicó David Ortiz, director del Programa Solar United Neighbors Puerto Rico.

La carta- dirigida a los líderes de los comités de Asignaciones del Senado y la Cámara de Representantes-, está suscrita, entre otras, por las organizaciones Latino Justice, el Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU), la Coalición de Organizaciones Anti Incineración, la UTIER, el Instituto Nacional de Energía y Sostenibilidad Isleña (INESI), Boricuas Unidos en la Diáspora y Power4PuertoRico.

Además, la firman la petición negocios como la panadería Park Gardens, supermecados Villa Andalucía, Manny’s Pizza, Farmacia de Trujilllo Alto, Supermercados Agroval de Guaynabo, Alexis Barber Shop en Guaynabo, Greenville Restaurant,y Ferreteria y Agrocentro Dejaos Comercial, en Bayamón.

Indicaron que “el Congreso tiene la capacidad de crear un sistema de energía distribuido resistente al clima que salve vidas que se pierden innecesariamente con cada grave evento climático”.

“Cinco años después del huracán María, la red eléctrica de Puerto Rico continúa teniendo retrocesos regulares que afectan a quienes menos tienen recursos. La iniciativa de privatización del gobierno puertorriqueño, que condujo a un contrato con LUMA Energy, resultó en significativos problemas de servicio y una deficiente restauración del servicio después del huracán Fiona”, señalaron las organizaciones, empresas e instituciones religiosas en la carta que está dirigida, entre otros, a los presidentes de los comités de Asignaciones de la Cámara de Representantes y el Senado, los demócratas Rosa DeLauro (Connecticut) y Patrick Leahy (Vermont), respectivamente.

También se ha enviado la petición a los líderes republicanos de esas comisiones, la congresista Kay Granger (Texas), y el senador Richard Shelby (Alabama), entre otros.

“Como organizaciones religiosas que proveen lugares de culto, espacios de reunión y ofrecimientos comunitarios a nuestras congregaciones, organizaciones sin fines de lucro que operan todos los días para mejorar las vidas de los puertorriqueños, y empresas que ofrecen bienes y servicios a los hogares afectados, hemos visto de primera mano las luchas que atraviesan cientos de miles de puertorriqueños cada vez que hay un evento climático extremo o la red tiene problemas, lo que desafortunadamente ocurre regularmente en la isla”, agregaron los peticionarios.

💬Ver comentarios