Yarimar Bonilla, directora del Centro de Estudios Puertorriqueños.
Yarimar Bonilla, directora del Centro de Estudios Puertorriqueños. (JUAN LUIS MARTINEZ)

Washington D.C. – El Centro de Estudios Puertorriqueños del Hunter College obtuvo una asignación de $792,000 para establecer una oficina creativa y de aprendizaje en el antiguo barrio boricua de Manhattan, en Nueva York.

Los fondos, que salen del ómnibus presupuestario aprobado en diciembre pasado, permitirán crear un espacio para que la comunidad tenga acceso directo a la biblioteca, los archivos, los recursos históricos y académicos y los programas educativos del Centro, indicó su directora ejecutiva, Yarimar Bonilla, quien es profesora en el Departamento de Estudios Africanos y Puertorriqueños/Latinos del Hunter College, que es parte de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY).

El Centro se propone ofrecer talleres educativos para distritos locales y bibliotecas públicas, además de expandir sus programas públicos en torno a las artes y la cultura, incluidas exhibiciones, lecturas de poesía, presentaciones de libro y eventos en directo.

“Esta es una oportunidad increíble. El Centro ha estado muy ansioso por hacer que sus recursos. tan necesarios, sean accesibles para todo El Barrio y más allá, particularmente durante este tiempo de transformación social en el que los residentes luchan contra la creciente gentrificación y los efectos persistentes del COVID-19″, dijo Bonilla, al reconocer el apoyo que recibieron del congresista demócrata Adriano Espaillat, quien representa la zona, y los senadores demócratas Charles Schumer, líder de la mayoría del Senado, y Kirsten Gillibrand.

Durante los últimos 15 años, el campus de la parte alta de Manhattan del Hunter College está en el barrio, incluida la Biblioteca y los Archivos del Centro, durante los últimos 15 años.

Bonilla sostuvo que el Centro ha dado prioridad a establecer una relación sólida con la comunidad, que es mayormente hispana, caribeña y africana.

“El Centro es muy consciente de la profunda necesidad de una programación educativa culturalmente sensible en comunidades como El Barrio. Esperamos involucrarnos con los residentes en un nivel mucho más profundo y volver a nuestras raíces de eliminar el misterio y la opresión del aprendizaje mientras traemos a la comunidad a la universidad”, indicó Bonilla.

En momentos en que se apresta a celebrar su 50 aniversario, Bonilla señaló que el Centro tiene el objetivo de recaudar $5 millones en el 2023, para asegurar su funcionamiento como “líder en la preservación de la historia puertorriqueña, profundizando la comprensión nacional de la experiencia puertorriqueña y reimaginando el campo de los estudios puertorriqueños desde un lente descolonizado”.

💬Ver comentarios