Uno de los murales para el estudio de tatuaje.
Este es uno de los murales de Alexis Día para el estudio de tatuaje en el barco Scarlet Lady. (Foto Alexis Díaz) (Suministrada)

El Scarlet Lady ha sido uno de los barcos esperados por más tiempo. Pero nos dejó “vestidos y con la maleta hecha”, a quienes viajaríamos en él luego de su bautizo en Miami, en marzo de 2020, que no se realizó por la pandemia. El barco, sin poderse estrenar, dejó esperando a pasajeros y muchos trabajos por culminar, incluyendo el del muralista boricua Alexis Díaz.

El arte de este muralista ha dado la vuelta al mundo, pero su inicio en el mar, esperó casi un año y medio más de lo previsto. Contactado directamente y sin buscarlo por la compañía de diseño del primer barco de Virgin Voyages, del excéntrico millonario Richard Branson, todavía hoy se sorprende con la oportunidad de proyectar su arte en el mar.

El artista, nacido en Dorado, estudió en la Central High y más tarde en la Escuela de Artes Plásticas del Viejo San Juan. En sus inicios, pintó cuadros y desarrolló una línea de ropa, la primera línea puertorriqueña en entrar a la tienda Nordstrom de Estados Unidos.

Salón de juegos donde está uno de sus murales.
En el salón de juegos del crucero Scarlet Lady también hay uno de sus murales del artista puertorriqueño. (Foto Alexis Díaz)

“Mi amigo Juan Fernández y yo, empezamos por casualidad a pintar murales en octubre de 2008, pintando paredes vacías y descuidadas del edificio de Santurce donde teníamos la oficina. La gente empezó a comentar en las redes sociales y terminamos pintando todo Santurce, en la Fernández Juncos y la Ponce de León, sin cobrar nada. La idea era rescatar esas paredes”, explicó el artista.

Al muralismo lo considera su amor a primera vista. Por él dejó toda su exitosa faceta empresarial, una decisión que ni su familia entendía, pero la historia cambió y a los dos años llegaron las primeras comisiones.

La enorme figura de una morena.
Enorme figura de una morena, creado por el muralista Alexis Díaz en el crucero Scarlet Lady de Virgin Voyages. (Foto Alexis Díaz)

“Medalla nos dio una gran oportunidad cuando fuimos a Miami a su lanzamiento en Florida. Vinieron trabajos en Art Basel, Wynwood y luego, a viajar el mundo, convirtiéndose esta en mi ocupación a tiempo completo desde el 2012”, explicó Díaz, para quien uno de sus grandes honores fue pintar la fachada del Museo de Arte de Puerto Rico, “el sueño de todo artista local”.

Se sumaron otros trabajos, como el diseño de tenis para Adidas, murales en el Mandalay Bay, Europa, Corea y Japón y con artistas como Residente, Pedro Capó y Cultura Profética y aún con esa trayectoria, se sorprendió al recibir el acercamiento para presentar sus ideas para este barco. “Aceptaron todos mis bocetos, casi sin cambio”.

Los tentáculos son un elemento presente en los murales de Díaz.
Los tentáculos son un elemento presente en los murales de Alexis Díaz. (Foto Alexis Díaz)

Aunque el satisfactorio trabajo en el Scarlet Lady tiene sin duda su sello característico, inspirado en el mar de Dorado que tenía frente a su casa, también fue una etapa de adaptación y retos para el artista. “Viajé al astillero en Italia con mi equipo de trabajo y teníamos que esperar que los constructores terminaran, para empezar a pintar, algo que usualmente nos tomaba hasta la madrugada. Nos tuvimos que acostumbrar a llevar todos los materiales con nosotros, cada vez que teníamos que movernos por el barco y hasta para ir al baño, porque no podíamos dejar nada suelto”, dijo Díaz. “En vez del silencio para crear nos acostumbramos a ese ritmo y a los ruidos. A punto de terminar, todo se paralizó por la pandemia, pero los planes era terminar la obra en vivo durante el viaje inaugural en Miami”.

En julio pasado lo llamaron para terminarlo, antes de que el barco tuviera su primer viaje con pasajeros, en agosto. “Fue impresionante, porque primero lo vi en los ‘renderings’ o diseños artísticos, luego la construcción y ahora estaba completamente listo y navegamos en él, una experiencia única”, explicó el artista.

El artista también diseñó 10 tatuajes para el Squid Ink, el primero estudio de tatuaje en el mar. (Foto Alexis Díaz)
El artista también diseñó 10 tatuajes para el Squid Ink, el primer estudio de tatuaje en el mar. (Foto Alexis Díaz)

Para el Scarlet Lady, su arte marino resultó la combinación perfecta. En sus cinco murales, de distintos tamaños y en espacios públicos como el salón de juegos, y en el Richard’s Rooftop, predomina el pulpo. Pero aunque la obra requirió de todas sus destrezas, hubo otros grandes retos. “Tuve que usar técnicas y materiales inusuales, pintura bien espesa, muy tóxica, que es usada en los barcos muy distinta a la tinta china que utilizo. También vi el efecto del salitre en una de mis obras al exterior, en el deck 17, que hubo que restaurar por haberse dañado durante la pandemia”, explicó.

El artista, que todavía no ha podido conocer a Branson, también diseñó 10 tatuajes para el Squid Ink, el primer estudio de tatuaje en el mar. “Mis trabajos tienen el vintage look marino, y recuerdan a los trabajos de los marineros antiguos y mis murales son dibujos en gran formato, usando la antiquísima técnica “cross hatching”. La diferencia es que lo llevo a gran formato, por lo que toman muchísimo tiempo”, dijo Díaz.

El Scarlet Lady llega en octubre a Miami y en el 2022 se confirmó que el Resilient Lady, el tercer barco de Virgin, tendrá a San Juan como puerto base. Díaz podría tener obras en otros barcos de la empresa.

💬Ver comentarios