Mardi Gras, uno de los barcos de Carnival Cruise Line. (Suministrada)

Las compañías de crucero empezaron a reaccionar de inmediato a la temida pero esperada decisión de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de extender su “Orden de no Navegar” para los cruceros desde Estados Unidos, debido a la pandemia del coronavirus. Aunque el cese fue extendido hoy hasta el 31 de octubre, Carnival Cruise Line anunció de inmediato que sus barcos no navegarán en lo que resta del año. La excepción a esto son los cruceros que zarpen desde Miami o Puerto Cañaveral, ambos en Florida.

La empresa aclaró que aún en esos puertos, es incierto que puedan volver a navegar en noviembre o diciembre, pero que cuando sea el momento, lo harán de todas maneras enfocados en esos dos puertos.

Carnival destacó que continúa trabajando en protocolos y procedimientos que permitirían la reanudación de las operaciones de cruceros, con un enfoque gradual y por fases. “Por el momento, los cruceros actualmente programados para noviembre y diciembre desde esos dos puertos de origen, permanecerán en agenda mientras Carnival evalúa las opciones”.

De todas maneras la empresa dijo que si hay pasajeros con reservaciones para viajar entre noviembre y diciembre desde Miami o Puerto Cañaveral, pueden cancelar voluntariamente su viaje y recibir la misma oferta que reciben todos los demás pasajeros afectados. Esto incluye una combinación de crédito de crucero futuro y crédito a bordo o un reembolso completo.

La línea de cruceros reiteró que la vuelta a navegar será gradual, y confirmó con esta medida que solo funcionarán en algunos puertos cuando regresen. Lo mismo habían informado al confirmar que no tendrían por el momento barco con San Juan como puerto base, luego anunciarse la venta del Carnival Fascination que estuvo en nuestro puerto por muchos años.

Christine Duffy, presidenta de Carnival Cruise Line dijo que la salud y seguridad de pasajeros, tripulantes y las comunidades que sirven siguen siendo la piedra angular de sus decisiones y que la paciencia y el apoyo de sus pasajeros y agentes de viajes ha sido una gran motivación para volver a las operaciones cuando sea necesario.

Esta es la tercera extensión que hacen los CDC a la “Orden de No Navegar” emitida el 14 de marzo de este año. Las líneas de cruceros se acogieron voluntariamente a ella e incluso decidieron extenderla al 31 de octubre antes de que el CDC indicara esta fecha. Esto lo hicieron en acuerdo con la Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA) y aplica a todos los barcos que salen desde puertos norteamericanos. Se había especulado, sin embargo, que los CDC solicitarían que no se navegara hasta febrero de 2021.

La comunicación de hoy de los CDC reitera que los datos obtenidos entre el 1 de marzo hasta el 29 de septiembre de 2020 muestran al menos 3,689 casos de enfermedades COVID-19 o similares a COVID en cruceros en aguas de Estados Unidos. Además al menos 41 muertes reportadas, un número que reconocen que puede estar incompleto y subestimado.

“Los brotes recientes en cruceros en el extranjero proporcionan evidencia actual de que los viajes en cruceros continúan transmitiendo y amplificando la propagación del SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19, incluso cuando los barcos navegan con capacidad de pasajeros reducida, y probablemente propagaría la infección en las comunidades estadounidenses si las operaciones de pasajeros se reanudaran prematuramente en los Estados Unidos”, indicaron los CDC en su comunicado.