Adventure of the Seas. (Archivo)
El Adventure of the Seas es uno de los cruceros que navegarán.

Ahora sí se puede hablar del reinicio de cruceros con base firme. Con el anuncio de Royal Caribbean hoy de que reanudará sus viajes en las Bahamas, ya son tres las líneas de barcos, junto a Crystal Cruises y a Celebrity Cruises, que anuncian el regreso a navegar, luego del cese de viajes desde marzo de 2020, debido a la pandemia del coronavirus. Se espera reacción de otras líneas de crucero y podrían llegar anuncios similares.

Las opciones serán limitadas y por fases, pero los anuncios han provocado la alegría y el entusiasmo de la industria de viajes, y la esperanza de muchos destinos que dependen del crucero para su economía.

En el caso de Royal Caribbean, las travesías, que inician el 12 de junio y durarán hasta agosto, serán en el Adventure of the Seas, con una duración de siete noches, y dos días consecutivos en Perfect Day en CocoCay, la isla privada de la empresa que es todo un destino en sí mismo.

Los viajes llevarán a Gran Bahama y Cozumel, en México y la línea de cruceros destacó el apoyo gubernamental de las Islas de las Bahamas, para hacer este regreso posible.

“La oportunidad de tener un puerto base en Las Bahamas es un testimonio de los tremendos socios que el gobierno y la gente de la nación han sido para nosotros durante más de 50 años. Estamos agradecidos por la confianza que tienen en nosotros y nuestro compromiso con un regreso saludable”, dijo Michael Bayley, Presidente y CEO de Royal Caribbean International. Las reservaciones para estos viajes iniciarán el 24 de marzo.

Celebrity Cruises, que también pertenece a la empresa matriz de Royal Caribbean, navegará en junio y hasta agosto, desde St. Maarten en el Celebrity Millennium. Tendrá dos itinerarios diferentes de siete días, que incluirá Aruba, Curazao and Barbados o Tortola, St. Lucía y Barbados. Las reservaciones se abrirán el 25 de marzo.

Por su parte Crystal Cruises fue la primera línea de cruceros norteamericana en anunciar viajes en América. La empresa de barcos de lujo indicó que navegará desde el 3 de julio, también por las Bahamas, en una alianza con las autoridades de turismo de esa región.

El anuncio de esos “Bahamas Escapes” fue hecho en una conferencia de prensa virtual junto a Dionisio D’Aguilar, Ministro de Turismo y Aviación de la Commonwealth de las Bahamas. Los viajes, un total de 16, serán de siete noches ida y vuelta desde Nassau en el Crystal Serenity. Además de esos itinerarios, se podrá salir desde Bimini, a partir del 4 de julio.

Ninguna de estas empresas han dicho si se permitirá a los pasajeros desembarcar libremente para hacer sus actividades preferidas o si tendrán que usar una excursión del barco, como han hecho en Europa MSC Cruises y Costa Cruises para mantener control de a dónde van sus pasajeros y asegurarse que son sitios donde se han seguido las medidas de higiene y salud obligadas por el COVID.

Las vacunas han sido claves

Todos los viajes anunciados requerirán que todos los pasajeros estén vacunados. Igualmente las líneas de crucero han dicho que su tripulación también lo estará y en el caso de CocoCay, Royal Caribbean dijo que todos estarán vacunados en la isla privada.

Para pasajeros menores de 18 años, todas requerirán prueba negativa PCR de COVID-19, para abordar, hecha con 72 horas de anticipación al viaje.

“Las vacunas son claramente un cambio de panorama para todos nosotros, y con la cantidad de vacunas y su impacto creciendo rápidamente, creemos que comenzar con cruceros para huéspedes adultos vacunados y tripulación, es la elección correcta. A medida que avanzamos, contamos con que este requisito y otras medidas evolucionarán inevitablemente”, dijo Bayley.

Todavía los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), no han dado el visto bueno para que los cruceros vuelvan a navegar en aguas estadounidenses, pero estas medidas de los barcos pueden verse como un abre puertas, para que otros destinos atraigan a los barcos que han estado sin navegar desde marzo.

Actualmente todas las líneas de crucero siguen trabajando para cumplir los requisitos que les establecieron los CDC, y que incluyen pasar “con buenas notas”, unos cruceros de prueba sin pasajeros pagando, pero al no estar en aguas estadounidenses, este requisito de los CDC no aplica. La agencia está bajo presión de las autoridades turísticas y de puertos en numerosos destinos norteamericanos que claman porque los barcos regresen a navegar, pero no se ha pronunciado sobre ello.

💬Ver comentarios