El Odyssey of the Seas será el primer barco de la empresa en debutar en Israel y el más grande en tener ese destino como puerto base. (Suministrada)

El estreno de un barco siempre es motivo de alegría, pero en estas circunstancias que el mundo ha vivido durante la pandemia del coronavirus, cuando llega uno nuevo es como recibir aire fresco y renovar la esperanza de que en algún momento las cosas volverán a ser como antes. El miércoles, Royal Caribbean recibió su barco, el Odyssey of the Seas, en una ceremonia virtual en la que participaron el chairman y CEO de Royal Caribbean Group, Richard D. Fain, el presidente y CEO de Royal Caribbean International, Michael Bayley, el capitán de Odyssey of the Seas, Per Kristoffersen y Bernard Meyer, del astillero Meyer Werft, donde fue construido.

“El ingenio, la pasión y el arduo trabajo que nuestra dedicada tripulación, los equipos en tierra y los socios de Meyer Werft han puesto en la construcción de este nuevo barco, y más en una situación como la actual, es increíble“, dijo Bayley.

Para la industria de cruceros y para los futuros pasajeros, esto significa otra maravilla naval, que fue ampliamente esperada y pospuesta debido al coronavirus. Pero para la empresa de barcos, este, que es el número 25 que se une a su flota, representa demostrar que pueden navegar aunque todavía no se ha terminado la pandemia, y que tienen unos estrictos protocolos en los que confían. Tanto que el Odyssey será estrenado en mayo en Haifa, Israel, siendo el primer barco de la empresa en debutar allí y el más grande en tener ese destino como puerto base. Por este lado del mundo, debemos verlo en noviembre, si todo sale como previsto, haciendo viajes desde Ft. Lauderdale, Florida en lo que representará el debut de un barco Quantum Ultra en América.

El Odyssey of the Seas es el barco número 25 de la flota de Royal Caribbean.

Pero mientras tanto, el debut en Israel será en grande, tomando medidas como el que los pasajeros mayores de 18 años deben estar vacunados y los menores deben tener una prueba PCR negativa, 72 horas antes de viajar. Esto se ha convertido en tendencia en todos los barcos de compañías americanas que han anunciado la reanudación de viajes, y aunque no era un requisito en Singapur, donde Royal ha estado navegando desde diciembre, ahora que las vacunas están más accesibles, sí será un requisito para pasajeros y tripulantes.

El Odyssey es un mega barco, con un desplazamiento de 169,000 toneladas gruesas. Dentro de sus características y facilidades, se destacan las dos cubiertas de piscinas, con inspiración caribeña, completamente distinta en decoración a otros barcos de la flota. En total tiene dos piscinas, cuatro jacuzzis, el Splashaway Bay, para niños, y un bar, el Lime & Coconut.

Para entretenimiento familiar, tendrá el muy solicitado SeaPlex, que es el complejo de dos niveles con área interior y exterior con juegos electrónicos, deportes y actividades, y que trae integrado el Playmakers Sports Bar & Arcade. Este es muy popular en otros barcos pero no estaba dentro de estas facilidades, sino en otro nivel, y ahora lo tendrán unido.

El Odyssey tiene todo lo que ha sido el sello de Royal Caribbean en sus barcos más recientes, como el SkyPad (trampolín bungee de realidad virtual que desafía la gravedad).

Además de distinguirse por elementos temáticos decorativos principalmente, el Odyssey tiene todo lo que ha sido el sello de Royal Caribbean en sus barcos más recientes, como el SkyPad (trampolín bungee de realidad virtual que desafía la gravedad), el simulador de surf FlowRider, el simulador de paracaidismo con RipCord de iFly, la cápsula de observación en cristal, North Star que cuenta con vistas de 360 grados desde 300 pies sobre el nivel del mar y el Two70, un espacio de entretenimiento con enormes pantallas flotantes (Roboscreens) donde presentan espectáculos con efectos especiales, artistas y trapecistas, entre otras cosas. Esto unido a docenas de restaurantes y bares.

En esta primera etapa inaugural, el barco solo aceptará residentes de Israel, y hará travesías de tres a siete noches hasta octubre por el Mediterráneo, visitando destinos como Rodas, Santorini, Mykonos y Atenas en Grecia, así como Limasol en Chipre. Después esta temporada inaugural, hará un transatlántico y llegará a América en noviembre. Desde Ft. Lauderdale tendrá viajes por el Caribe de seis y ocho noches, visitando destinos como Aruba, Curacao y Perfect Day at CocoCay, la isla privada de Royal Caribbean en Las Bahamas.

💬Ver comentarios