Los cambios reciente que han surgido no significa que todos los viajes en cruceros se han modificado y se les recomienda a los pasajeros a comunicarse con sus agentes de viajes o líneas de cruceros.
Los cambios reciente que han surgido no significa que todos los viajes en cruceros se han modificado y se les recomienda a los pasajeros a comunicarse con sus agentes de viajes o líneas de cruceros. (Suministrada)

Aun con todas las medidas efectivas y probadas que han establecido las líneas de crucero para evitar brotes a bordo de sus barcos o la propagación de ellos, el ómicron ha dicho presente en muchos de ellos. El impacto ya se siente, aunque han sido miles de viajeros y miembros de la industria que han mostrado su apoyo a los protocolos establecidos en los cruceros, y muchos pasajeros han decidido continuar sus viajes.

Sin embargo, cada vez llegan más informes de cancelaciones o disminución de días de viajes en algunos que han zarpado. En muchos de ellos se han confirmado casos positivos de la nueva variante del coronavirus.

Los anuncios más recientes son de Norwegian Cruise Holdings, que tuvo que cancelar viajes de sus tres marcas, Norwegian Cruise Line, Oceania y Regent Seven Seas. Entre los cancelados están el Norwegian Getaway, del 5 de enero; el Norwegian Pearl, del 14 de enero y los viajes del Norwegian Jade, hasta el 3 de marzo, algunos de ellos zarpando desde la Florida. Además, el viaje que estaba realizando el Pearl, de 11 noches por el Canal de Panamá fue cancelado, luego de zarpar.

Un grupo de sus barcos estarán más tiempo sin navegar. El Norwegian Sky, hasta el 2 de marzo, el Pride of America, hasta el 5 de marzo, el Norwegian Star, hasta el 3 de abril, el Norwegian Sun, hasta el 5 de mayo y el Norwegian Spirit, hasta el 7 de mayo. De éstos, el Pride of America volvería a estar en servicio en enero, para retomar sus viajes por Hawái, pospuestos desde inicios de la pandemia.

En cuanto a Oceania, cancelaron sus viajes por Sur América entre enero y febrero, lo que comunicaron por carta a sus viajeros y sus agentes de viajes, al igual que sus otras marcas. Esas cancelaciones se veían venir, ya que la región ha tenido múltiples contratiempos y no ha permitido la entrada a viajeros que no cumplen con las estrictas normas establecidas especialmente por Chile y Argentina. Este último país endureció su política de ingreso, lo que afectó a los pasajeros de cruceros.

También tuvieron que hacer cambios al viaje alrededor del mundo que tendría el Seven Seas Mariner, de Regent Seven Seas, y que zarpó el 5 de enero, desde San Francisco, California. El viaje se está realizando, pero con itinerario modificado. Igualmente se cancelaron los viajes de cruceros en Brasil, hasta el 21 de enero, y la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros, filial de Brasil, (CLIA, en inglés), dijo en un comunicado que estará hablando con autoridades locales sobre los protocolos establecidos. Tanto barcos como de MSC y de Costa Cruceros, tuvieron que cancelar viajes.

Royal Caribbean por su parte no ha tenido cancelaciones como grupo de cruceros. “Hemos tenido modificaciones en algunos itinerarios, pero varía por barcos”, dijo a su portavoz Lyan Sierra-Caro a De Viaje. La empresa no ha contestado preguntas sobre el Explorer of the Seas, su barco que tiene a San Juan como puerto base y que hasta el momento continúa con sus viajes como previstos.

En Europa, también se han afectado itinerarios, como los de la línea de barcos alemana, AIDA, entre otros. En Asia también se han tomado medidas para prevenir los contagios por ómicron, donde esta variante impactado y ha hecho que en Hong Kong se cancelen los cruceros hasta el 20 de este mes de enero.

Aunque la mayoría de las líneas de cruceros requieren vacunación completa para poder abordar y pruebas de COVID-19 negativa, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), volvieron a anunciar el 30 de diciembre que consideraban los viajes en cruceros como de muy alto riesgo, independientemente del status de vacunación de los pasajeros. Previamente habían emitido una orden condicional para navegar que vence el 15 de enero y se espera de un momento a otro que anuncien sus nuevas directrices a este respecto, aunque con esta nueva alerta al poner estos viajes como de alto riesgo, podría extenderla.

Sin embargo, si en algo coinciden la mayoría de los expertos en salud, es que esta nueva crisis será de corta duración y que muy pronto la industria de viajes podría continuar el proceso de estabilización que había comenzado en el último trimestre del 2021.

Estos cambios que han surgido no significa que todos los viajes en cruceros se han modificado. Los pasajeros que tienen viajes en fechas cercanas, deben estar pendientes a cambios que puedan surgir y mantenerse comunicados con sus agentes de viajes o líneas de cruceros, revisando además las políticas de cancelaciones, que siguen siendo flexibles en estos tiempos.

💬Ver comentarios