Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

La bandera de alerta levantada hoy por Norwegian Cruise Line Holdings, LTD, incrementó la preocupación de muchos viajeros y miembros de la industria turística sobre el futuro de la compañía de cruceros, dueña de Norwegian Cruise Line, Oceania y Regent Seven Seas, esta última considerada una de las líneas más lujosas del mundo.