Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Como parte de las medidas de seguridad, los pasajeros del Quantum of the Seas deben usar mascarilla para todo tipo de actividad dentro del barco, incluyendo los deportes. (Suministrada)

Para la línea de cruceros Royal Caribbean, los días recientes han sido como empezar a ver la luz al final del túnel. En menos de una semana, la empresa vio hecha realidad dos esperados momentos. Por un lado su barco Quantum of the Seas, empezó a navegar desde Singapur, en Asia, y, por otro, el Odyssey of the Seas, tocó agua por primera vez, en el proceso conocido como “float out”.