Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Muelle en Bahamas con cinco cruceros en el puerto.
Los expertos contratados por ambas empresas estudiarán cuatro aspectos que incluyen el poder reducir la exposición al virus, la respuesta a las emergencias, la planificación de los destinos y las operaciones ambientales. (Unsplash) (Suministrada)

En la unión está la fuerza y en los momentos de una crisis, se sabe quiénes son los amigos, con quién se puede contar y de quién se puede aprender. Esa premisa ya conocida es lo que ha hecho que dos grandes titanes de la industria de crucero se unan para buscar soluciones en conjunto y poder empezar a navegar lo antes posible, luego de estar sin operar desde marzo por la pandemia del coronavirus.