El Norwegian Viva empezará a navegar en junio de 2023 y, como ha sido costumbre en algunos de los barcos más nuevos de la empresa, tendrá una extensa temporada inaugural en Europa.

El rumor que circulaba hace algún tiempo en el mundo de los cruceros se acaba de convertir en realidad y con esto terminan 20 años de espera para San Juan.

El Norwegian Viva, el barco de Norwegian Cruise Line que debutará en el 2023, tendrá a San Juan como puerto base y será el barco nuevo más grande que ha salido desde este puerto, y el más nuevo en dos décadas. Esto representa poner a San Juan en el mapa mundial, como “homeport” de uno de los barcos más innovadores jamás construido.

La noticia fue confirmada oficialmente hoy, miércoles, por la empresa de cruceros, que también confirmó el nombre del barco. El impresionante Viva será el segundo de la clase Prima, una nueva generación de barcos de Norwegian Cruise Line.

“Nos sentimos muy alegres de tener un barco majestuoso como el Norwegian Viva, un barco nuevo, en San Juan como puerto base, durante parte de su temporada inaugural. San Juan es muy importante para nosotros”, dijo Frank Medina, vicepresidente de Ventas para Latinoamérica y el Caribe de la línea de cruceros.

Norwegian Cruise Line estrenará en Puerto Rico el crucero Norwegian Viva en el 2023. San Juan será su puerto base.
Norwegian Cruise Line estrenará en Puerto Rico el crucero Norwegian Viva en el 2023. San Juan será su puerto base. (Suministrada)

El barco empezará a navegar en junio de 2023 y, como ha sido costumbre en algunos de los barcos más nuevos de la empresa, tendrá primero una extensa temporada inaugural en Europa. Antes de venir a San Juan hará viajes en Europa desde o hacia Venecia y Roma (Civitavecchia), en Italia; Lisboa, en Portugal y Atenas, Grecia. Llegará a San Juan en diciembre de ese año, donde pasará la temporada de invierno viajando hacia el Caribe, y su primer viaje será el 15 de diciembre.

En nuestro puerto, sustituirá al Norwegian Epic, crucero que ha estado haciendo su temporada de invierno por varios años consecutivos. Todavía no hay confirmación de que cuál de los dos seguirá en invierno de 2024 acá.

La llegada del Norwegian Viva es una carta triunfal para la isla, por un lado por el impacto internacional que representa y, por el otro, la facilidad que brinda a los viajeros locales para disfrutar de unas vacaciones innovadoras, con todas las ventajas y experiencias que ofrece un barco nuevo, sin tener que volar en avión para un puerto de embarque. No solo la capital se beneficiará de recibir la gran cantidad de turistas que atrae como un imán los barcos de estreno, sino también muchos otros pueblos y atracciones podrían ver un flujo significativo de visitantes, gracias a las estadías pre o post crucero.

Un barco que impresionará

Harry Sommer, presidente y principal oficial ejecutivo de Norwegian Cruise Line, describió los atributos de este nuevo barco en el anuncio oficial. “El Norwegian Viva fijará los estándares del segmento premium, con cuatro áreas destacadas: espacios amplios, un servicio que pone primero a los pasajeros, su diseño y experiencias más allá de las expectativas. Todo lo que nuestros huéspedes aman, llevado al próximo nivel”, dijo Sommer.

Las ilustraciones suministradas del barco lo demuestran. La elegancia, los espacios más amplios y su tamaño, grande pero no enorme, serán lo primero que llame la atención de este barco, que está construyéndose en el astillero Fincantieri, en Marghera, Italia. El tamaño de esta clase de barcos es menor que los Breakaway, construidos así con el propósito de tener menos pasajeros, atención más personalizada y ofrecer destinos más exclusivos, especialmente en Europa.

El Norwegian Viva, con un casco en colores llamativos, diseñado por el italiano Manuel Di Rita, tendrá 965 pies de largo y una capacidad total de pasajeros de 3,219 en ocupación doble. En la categoría de barcos contemporáneos y premium nuevos, tendrá el espacio más amplio por pasajero y su desplazamiento será de 142,500 toneladas gruesas.

Uno de los elementos que sin duda complacerá a los pasajeros es que tendrá las cabinas más grandes de toda la flota, incluyendo las de categoría interior, con vista al mar y con balcón. Además tendrá la mayor cantidad de opciones de suites, y su exclusiva sección, The Haven, rediseñada, con 107 suites diseñadas por el diseñador italiano Piero Lissoni.

Vista de la chorrera The Rush en el barco Norwegian Viva.
Vista de la chorrera The Rush en el barco Norwegian Viva. (Suministrada)

Adrenalina sobre el mar

Al igual que su gemelo Norwegian Prima, que estrena este año, traerá muchas emociones para quienes buscan la adrenalina más extrema en el mar, con The Drop, la primera chorrera de caída libre en seco del mundo donde los usuarios vivirán una caída de 10 pisos. “Alcanzará las fuerzas G más altas de cualquier compañía de cruceros y más gravedad que un coche de carreras de F1 acelerado. The Rush serán chorreras paralelas en seco donde los huéspedes pueden competir entre sí por ver quién es el más rápido.”, dijo la empresa cuando anunció estas atracciones. Aunque faltan detalles por confirmar del Viva, se sabe que su gemelo tendrá la primera chorrera de agua, Tidal Wave, con vertiginosas olas, en el área de la piscina.

Además, tendrá la pista de carreras de Go Karts más grande del mar, de tres niveles, y el Galaxy Pavilion, con sus 14 juegos impresionantes tendrán cuatro nuevas experiencias de simuladores inmersivos.

Otra novedad será el Ocean Boulevard, con 44,000 pies cuadrados de espacios al aire libre, alrededor de todo el barco; el Indulge Food Hall, con 11 variedades de comida, sus piscinas infinitas, puentes de cristal y The Concourse, con un jardín de esculturas al aire libre.

Desde hoy pueden hacerse reservaciones a través de agentes de viajes locales y la línea de cruceros, y los precios de algunas salidas desde San Juan están cercanos a los $1,000 por pasajero, variando bastante como usual por fecha de viaje y tipo de cabina seleccionada.

💬Ver comentarios