Frente portuario de Seattle. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Frente portuario de Seattle. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media) (ELNUEVODIA.COM)

Sus enormes bosques y cientos de miles de árboles le han ganado el nombre de la Ciudad Esmeralda y entre otras cosas, tiene una buena fama de puerto de cruceros encantador. Ubicado en el “Evergreen State”, Washington, Seattle, su ciudad más grande está rodeada del impresionante monte Rainier y la bahía Pudget Soud, y está a solo unos 155 kilómetros de Canadá.

Con una buena historia que contar, suficientes atracciones para visitarla y reabierta ahora al turismo, la ciudad ya empezó a brillar entre los miles de pasajeros que están visitando Alaska este año y ha establecido alianzas como la creada con Norwegian Cruise Line.

El propósito del puerto de Seattle es regresar a la actividad de cruceros. En el 2019 teníamos más de 200 barcos saliendo desde aquí y damos la bienvenida a las grandes iniciativas como esta de nuestro socio, Norwegian Cruise Line, que nos tiene como puerto base para sus salidas del Norwegian Encore, desde el Terminal de Cruceros 66”, dijo Stephen Metruck, director Ejecutivo del Puerto de Seattle, al iniciar las travesías de esa línea de cruceros el pasado 7 de agosto.

Acuario de Seattle. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Acuario de Seattle. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Afectada fuertemente por la pandemia, es notorio las tiendas cerradas en su “Downtown”, las filas en los restaurantes y un número altísimo de personas sin hogar en sus calles, algo ahora común en otras grandes ciudades visitadas tras la reapertura de viajes.

Si vas a viajar en crucero desde esta ciudad tan tecnológica (base de Microsoft, Starbucks y Amazon, entre otras empresas), planifica porque el viaje es largo. Sugerimos viajar al menos un día antes del crucero, pero la ciudad tiene atracciones para que te quedes unos días más. En esta temporada los hoteles tienen tarifas atractivas.

Como en visitas anteriores no pudimos disfrutar de la ciudad, en esta ocasión dedicamos dos días, bien caminados y aprovechados para visitar los siguientes lugares:

Entrada principal del Pike Place Farmers Market. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Entrada principal del Pike Place Farmers Market. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Pike Place Market y frente Portuario

Imposible ir a Seattle sin ir al menos al pintoresco Pike Place Market, establecido en el 1907 y uno de los mercados más antiguos de Estados Unidos. Recorrer el concurrido mercado es toda una experiencia multisensorial. Tiene más de 500 pequeños comercios, que incluyen kioscos de comida y artesanía, puestos de flores y sobre todo, son famosos sus pescados voladores que se lanzan graciosamente los empleados de puestos de mariscos. El mercado ocupa una zona de nueve acres con edificios históricos, escaleras y terrazas con vistas panorámicas y en una de sus esquinas está el Starbucks original, abierto en 1971. Puedes hacer un tour auto guiado, un tour gastronómico y hasta uno subterráneo.

En el Pike Place Market también se venden grandes cantidades de pescados y mariscos frescos. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
En el Pike Place Market también se venden grandes cantidades de pescados y mariscos frescos. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Desde allí puedes ir al frente portuario, donde abundan los restaurantes de mariscos, tiendas, la Gran Rueda de Seattle, y el Acuario de Seattle. Este último es una visita linda y educativa, especialmente para familias.

Además desde ese lugar puedes abordar uno de los barcos que hacen diferentes recorridos marítimos, que varían en duración y costo.

El Centro de Seattle y el Space Needle

Esta “Aguja Espacial” fue construida para la Feria Mundial de 1962, y es definitivamente desde donde tendrás la mejor vista de todo Seattle y sus alrededores. El Space Needle tiene 165 pies de alto y su mirador está a 520 pies. Allí se llega en 42 segundos a través de un elevador panorámico. La plataforma de observación tiene intimidantes bancos de cristal inclinados, que al sentarse producen una sensación de que se traspasará las paredes de cristal que protegen el mirador. Tiene un piso completamente giratorio donde hay un restaurante y en el primer nivel, una gran tienda de souvenirs.

Fachada del Pop Culture Museum, donde se aprecia el monorriel de la ciudad, así como el Space Needle. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Fachada del Pop Culture Museum, donde se aprecia el monorriel de la ciudad, así como el Space Needle. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Chihuly Garden and Glass

Abierto en el 2012, el Chihuly Garden and Glass muestra el estudio de cristal del artista Dale Chihuly, nacido en ese estado de Washington. Además tiene ocho exhibiciones interiores y una exterior, con variedad de obras en cristal, creando un efecto impresionante al recibir los rayos de luz. Para esta colección de obras de exterior, fue la primera vez que el artista del cristal trabajó con un diseñador paisajista para complementar su trabajo.

Museos del Pop Culture

Considerado un santuario de toda la cultura pop, el Pop Culture Museum es divertido y para toda la familia. Muchos piensan que es un museo dedicado a la música, y no es así. Aunque originalmente era el Experience Music Projet (EMP) y el Museo de Ciencia Ficción, ahora ambos están combinados. Diseñado por el arquitecto Frank Gehry, tiene parte de la historia del rock, una Galería de Guitarras, del horror y de ciencia ficción, con películas y personajes icónicos, los de “Star Wars” y “Harry Potter”. También tienen, “Indie Game Revolution”, una sala de juegos para la evolución de los juegos electrónicos.

Escultura de guitarras en el Pop Culture Museum. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Escultura de guitarras en el Pop Culture Museum. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Estas últimas tres atracciones están juntas, en el centro de Seattle. Llegar desde el “Downtown” toma unos 25 minutos caminando, pero se puede llegar directamente en el monorriel, y tiene un costo de $3 el boleto.

Para aprovechar mejor el tiempo, usamos la City Pass. Esta tarjeta de descuento la hemos utilizado en varias ciudades y en esta ocasión coordinada con Visit Seattle, nos incluyó entradas a todas las atracciones ($109 para adultos y $84 para niños). En tiempos de pandemia se sugiere reservar la entrada.

¿Qué más en Seattle?

La visita al monte Rainier, el pico con mayor cobertura de glaciares en Estados Unidos y las cataratas Snoqualmie son tours fantásticos de un día para añadir a tu itinerario.

Norwegian Encore anclado en Seattle. Foto Gregorio Mayi
Norwegian Encore anclado en los muelles de Seattle. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
💬Ver comentarios