Las Islas Vírgenes Británicas son un destino favorito de muchos puertorriqueños que las visitan en sus propias embarcaciones. (Suministrada)

El premier y ministro de finanzas, de las Islas Vírgenes Británicas, Andrew A. Fahie, anunció ayer en una conferencia de prensa virtual que las fronteras del territorio abrirán al turismo el 1 de diciembre de 2020. Las islas, localizadas al noreste de Puerto Rico, permanecen cerradas al turismo desde el mes de marzo y se encuentran actualmente en la “fase 2” de su plan de reapertura. Esta fase permite la entrada de residentes, ciudadanos con permisos de trabajo y personas oriundas del territorio, conocidos como “belongers”.

Como parte de los planes de reapertura al turismo, el gobierno de las Islas Vírgenes Británicas (BVI) se encuentra delineando junto a varias entidades gubernamentales el protocolo oficial para visitantes y la integración de tecnología avanzada en sus diferentes puntos de entrada y salida de visitantes.

“Estamos conscientes de que esta próxima fase de apertura viene con un factor de riesgo alto para nuestros residentes. Si un caso positivo de COVID-19 ingresa a nuestro territorio, el mismo se pudiera propagar rápidamente si no es atendido y controlado con rapidez. Estamos tomando las medidas tecnológicas necesarias para contar con un sistema avanzado de detección del virus y de rastreo que nos permita abrir de la manera más segura que humanamente se pueda”, afirmó el Premier.

La “fase 3” de la reapertura de las Islas Vírgenes Británicas vendrá acompañada de una campaña educativa con el fin de comunicar a sus visitantes el plan del gobierno y las medidas de seguridad que deben cumplir para ingresar al territorio. El lanzamiento de la campaña, titulada BVILove, iniciará la celebración que traerá al territorio el regreso de los turistas que tradicionalmente acompaña la llegada de la temporada alta.

"BVILove es la historia de amor que se desarrolla entre quien nos visita y nuestro destino. En momentos angustiosos y de incertidumbre, las muestras de amor que recibimos de quienes nos han visitado y de quienes desean hacerlo, forman parte de lo que nos inspira. Ese “BVILove”, ese amor por las BVI es lo que nos une al visitante y al visitante a nosotros", explicó Clive McCoy, director de turismo de las Islas Vírgenes Británicas.

Según McCoy, la campaña estará compuesta de imágenes representativas que transmitirán ese amor por la cultura, tradiciones y bellezas naturales del destino. Cada una de las islas que forman parte de las BVI posee una característica que la destaca y hace especial. Esa cualidad es lo que ejemplificará el “BVILove”.

“Tenemos dos meses para prepararnos y enfocar nuestros esfuerzos en mantener un proceso de reapertura seguro, mientras lanzamos una campaña que represente la esencia de las Islas Vírgenes Británicas, lo que somos como país, y lo que representa nuestra cultura y nuestra hospitalidad”, puntualizó McCoy.

Las BVI es un destino favorito de cientos de puertorriqueños, sobre todo propietarios de embarcaciones, que gustan de navegar hasta estas islas vecinas. De hecho, los boricuas son esperados todos los veranos allí para la ya tradicional celebración del “Christmas in July” que este año, lamentablemente no se pudo efectuar.