Los aficionados a las fiestas del fin de año gratuitas y multitudinarias tienen la alternativa de trasladarse a Miami Beach, donde se celebrará una fiesta en un parque frente a la playa con todos los protocolos de seguridad. (CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH)

Las autoridades de Miami suspendieron este año la tradicional y multitudinaria fiesta del 31 de diciembre en un parque de la ciudad para despedir el año, con el fin de evitar la propagación del COVID-19, que está en un momento álgido en Florida y especialmente en esta zona.

El Ente Administrador del Parque Bayfront informó en las redes sociales que este año no habrá fiesta “para asegurar la seguridad y salud de nuestros residentes y visitantes durante la pandemia de COVID-19”.

La fiesta de fin de año del Bayfront Park, en el centro de Miami, congregaba todos los años a unas 100,000 personas que querían ver en directo la ascensión de una gran naranja por una de las fachadas del hotel Intercontinental mientras se iban contando los segundos hasta llegar al Año Nuevo y disfrutar de los fuegos artificiales y la música mirando a la bahía Vizcaína.

Los medios USA Today y MSN incluyeron Bayfront Park en la lista de los 10 mejores lugares del mundo para despedir el año viejo y recibir al nuevo.

El cantante y empresario de origen cubano Pitbull es uno de los artistas que más ha actuado en esas fiestas y, además de dar el concierto gratuito, solía tener una zona de pago reservada, donde se servían comidas y bebidas para brindar por el año nuevo.

El comisionado (concejal) y responsable de Bayfront Park Joe Carollo dijo a los medios que era “imposible celebrar un evento de esa magnitud” en medio de la pandemia y reconoció que la medida va a tener “un impacto económico negativo” en una ciudad a la que no ha regresado “ni el 10 % del turismo” que solía tener.

No obstante, los aficionados a las fiestas del fin de año gratuitas y multitudinarias tienen la alternativa de trasladarse a Miami Beach, donde se celebrará una fiesta en un parque frente a la playa con todos los protocolos de seguridad por el COVID-19 y la policía controlando que se cumplan, según dijo el concejal Michael Góngora a Univision.

Además, se ofrecen multitud de fiestas privadas en hoteles, restaurantes y barcos por todo Miami y para todo tipo de presupuesto. Eso sí, a la una de la madrugada del primer día de 2021 deberá haber terminado todo, pues a esa hora empieza el toque de queda vigente por la pandemia, cuyo comienzo se ha retrasado una hora por las fiestas navideñas.

Florida, con 1,292,252 casos y 21.718 decesos por COVID-19 desde el 1 de marzo pasado, es el tercer estado con mayor número de contagios y el cuarto con mayor número de muertes en Estados Unidos, según la Universidad Johns Hopkins.

Actualmente hay 6,283 personas hospitalizadas en Florida con diagnóstico de COVID-19 y el 19.78% de las plazas en unidades de cuidados intensivos del estado está disponible.

Miami-Dade, que con unos 2.8 millones de habitantes es el condado más poblado de Florida, sigue siendo el más afectado por el COVID-19 en este estado, con 134,582 casos confirmados, unas 1,830 muertes y más de 7,500 hospitalizaciones desde que comenzó la pandemia.