Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Shelley Caran del blog On the Go in MCO (Suministrada)
Shelley Caran del blog On the Go in MCO (Suministrada)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

El motor económico que mueve a Orlando y a toda la región de la Florida Central tiene nombre y apellido: el turismo de los parques temáticos.

Por eso, no es banal preguntarse cuándo abrirán los parques temáticos de Orlando porque esto va más allá del deseo que muchos de querer visitar a Mickey Mouse o disfrutar de los Mundos de Harry Potter de Universal Orlando Resort. Las implicaciones de estos cierres históricos causados por la pandemia del nuevo coronavirus son de una magnitud impresionante, porque la economía de Orlando y de Florida en general se nutre del turismo, y estos parques emplean a más de 150,000 personas.

Hay mucha especulación, poca información y mucha incertidumbre porque nadie, ni siquiera las autoridades gubernamentales encabezadas por el gobernador Ron DeSantis, pueden decir con certeza cuándo reabrirá el “Estado del Sol”.

Los parques están en un limbo en cuanto a la fecha de apertura, y aunque es posible que abran algunos a finales de mayo o junio, definitivamente no hay certeza de apertura para Walt Disney World o los de Universal Orlando Resort, entre otros. Además, si reabren y luego surgen más casos, tendrían que cerrar nuevamente y nadie quiere eso”, dijo Dennis Speigel, fundador y CEO de International ThemePark Services (ITPS).

Speigel, que es considerado un líder global en materia de parques temáticos, agregó que hay que estar listos para ver muchísimos cambios, que van desde las filas (se prevé muchas virtuales), hasta incremento en la fumigación e incluso posibles chequeos de temperatura al azar, por parte de empleados. Además, con la capacidad de los parques disminuidos a la mitad, habría que evaluar si el costo de operar es mayor que el ingreso.

El experto también predijo que los empleados despedidos temporeramente, que son prácticamente el total de los que trabajan en los parques, no regresarían de manera inmediata a la reapertura. “Estimo un período de dos años para que todos regresen. Esto es lo más difícil que hemos visto en nuestra industria y es un proceso de aprendizaje diario”.

De una cosa sí estamos todos seguros. Cuando los parques temáticos se reabran no serán los mismos a los que estamos acostumbrados, por lo menos en la fase inmediata a la reapertura. Algunos expertos locales de Orlando también compartieron con nosotros sus predicciones sobre cuándo y cómo sería esa reapertura.

left
left

Probable reapertura en junio

Para los editores de viaje Luciana y Rodrigo Barranco, Disney constituye un modelo a seguir, por lo que tienen una gran responsabilidad en cuándo y cómo abran.

Considero que reabrirán en fases, probablemente empezando en junio. Creo que sería con pocos visitantes y que habrá un incremento en la limpieza, promoviendo el distanciamiento social y sugiriendo el uso de mascarillas, y creo que también tomarán la temperatura”, dijo Luciana, quien junto a su esposo es la creadora de orlandoemrevista.com.br, un sitio web y revista que publican en inglés y en portugués, y que son un referente para todo el público de Brasil que planifica vacaciones en Orlando.

De acuerdo con la experta, ya en septiembre deberíamos ver una vuelta a la normalidad, “o cerca de lo normal”, pero antes de eso, las operaciones serán más lentas, tomará más tiempo entrar a los parques y veremos muchos más procedimientos de limpieza y desinfección, incluso en las atracciones. Eventos como los Halloween Horror Nights, de Universal Studios, podrían verse afectados en su fecha de inicio o tal vez con la venta de menos boletos. Pero otros, como los de Navidad, deberían efectuarse como acostumbrado.

Sin embargo, destaca que el uso de pruebas rápidas para cada visitante no sería tan factible pero quizás puedan usarse aplicaciones de tipo código de barras (QR Code) para detectar riesgo de coronavirus, como se hace en China. “El tomar la temperatura sería más rápido, fácil y les dará a los visitantes una sensación de seguridad”, puntualizó Luciana.

Aunque piensa que los visitantes locales, especialmente los fans de Disney, volverán tan pronto abran los parques (con protección adecuada), prevé que tomará más tiempo a los del exterior. “Los turistas de nuestro mercado, que es Brasil, estarán regresando para el 2021 y 2022”.

Denise Preskitt, creadora del exitoso sitio web y programa de YouTube, Mousesteps.com. (Suministrada)
Denise Preskitt, creadora del exitoso sitio web y programa de YouTube, Mousesteps.com. (Suministrada)

Primero reapertura de Disney Springs y CityWalk

Denise Preskitt, creadora del exitoso sitio web y programa de YouTube, Mousesteps.com, cree que entre julio y agosto podría empezar una reapertura gradual, al menos de Disney Springs y CityWalk, los distritos de entretenimiento de Walt Disney World y de Universal Orlando Resort, respectivamente.

“Hay mucho trabajo que hacer previo a la reapertura, incluyendo modificaciones de seguridad, órdenes de comida y empezar a traer los ‘cast members’ (empleados) en Disney”, declaró.

Cuando abran, veremos cambios obligados por la pandemia del COVID-19, como el distanciamiento social y el uso de mascarillas, más estaciones de desinfectantes y de lavados de mano y entrada a los parques donde no se tenga que tocar superficies. “Tal vez finalmente usarán máquinas de Rayos X para revisar carteras y bultos en Walt Disney World y en Disneyland”, dijo esta experta, cuyo canal de YouTube tiene más de 750,000 suscriptores.

Preskitt recuerda cómo los parques han enfrentado otros retos, como el del posterior a los ataques a las Torres Gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001. En ese momento, abrieron con muy pocos visitantes por un tiempo, por lo que piensa que, aunque sea con capacidad limitada, vale la pena que operen, porque además pueden probar las nuevas medidas que implementen.

También cree que los grandes eventos de otoño y Navidad, como el Festival de Vinos y Comidas de Epcot, se podrán celebrar con una cantidad limitada de personas y con modificaciones hasta que haya vacuna del COVID-19. “El festival de Epcot sería muy fácil de celebrar porque las estaciones de comida están al aire libre y el parque es enorme. Los conciertos probablemente serían con la mitad del público”, manifestó la experta.

“En cuanto al flujo de visitantes cuando reabran, puedo hablar por mí misma. Iría por un par de horas al principio, si siento que el riesgo es mínimo. Pero falta mucho por aprender del COVID-19 y todavía no hay tratamiento. Eso hará una gran diferencia en cuanto a si los visitantes vienen o no. Lo importante es que todo el mundo se mantenga seguro”, concluyó.

Sin pruebas rápidas, pero con cuestionario de salud

Shelley Caran, propietaria del popular blog onthegoinmco.com, no ve como una opción el que se le realicen pruebas rápidas a cada visitante, “pero sí medidas como tomar la temperatura de cada uno y el tener que completar un cuestionario de salud antes de entrar a los parques, incluso antes de ir a las áreas de compras y entretenimiento”.

Para ella, los parques podrían reabrir entre mediados y finales de verano, y entre las medidas que tomarían están el tener más control de limpieza en los carritos de las atracciones, aunque esto haría más lento el proceso de abordarlos. “Pero además del distanciamiento social, habría cambios en los desfiles y presentaciones de los fuegos artificiales, así como en atracciones que están en el interior”, dijo Caran, quien afirma que los eventos especiales de Halloween y los festivales -definitivamente- se efectuarían, pero se limitaría la cantidad de asistentes para aquellos que requieran boleto especial, como los de Halloween.

“Cuando sea el momento, los empleados llegarán para confirmar los nuevos procedimientos, pero no pasará mucho tiempo sin que la gente vuelva a los parques temáticos”, concluyó Caran.