Aquí, el edificio principal del Instituto de Cultura Puertorriqueña.
Aquí, el edificio principal del Instituto de Cultura Puertorriqueña. (WANDA LIZ VEGA)

Caminar por las calles del Viejo San Juan es reconectarse con la historia política, militar, religiosa y cultural del archipiélago borincano, pues “la ciudad amurallada” posee un encanto especial que invita a disfrutar de su arquitectura en un interesante recorrido que se puede completar en dos o tres horas.

Allí hay diversidad de actividades a realizar, según el interés del visitante, por la riqueza de sus edificaciones construidas entre los siglos 16 al 19, aunque existe evidencia de que hubo pobladores antes de la época colonial española.

Otros prefieren aprovechar el momento para descubrir el aspecto culinario y social de la “ciudad de las losas”, que por su cercanía con el océano Atlántico, ofrece el ambiente perfecto para compartir en familia o amistades, volar chiringas y deleitarse con la música, artesanías y el paisaje espectacular de la bahía.

Ernie Xavier Rivera Collazo, guía turístico de Isla Caribe, recomienda comenzar el recorrido en Casa Blanca, que “es la primera construcción que se hace en la isleta del Viejo San Juan y todavía hay parte de esa infraestructura que data del 1521″.

“Es la estructura más antigua colonial española, fue la casa del gobernador Juan Ponce de León, aunque él nunca la vivió, sí su familia y descendientes. Servía también como una especie de fortín para defender a Puerto Rico y a San Juan de la llegada de enemigos porque está al lado de la bahía, es un lugar precioso”, resaltó Rivera, quien arqueólogo y maestro de historia.

Mientras, el contenido de origen militar se aprecia en La Fortaleza, Castillo San Felipe del Morro, Castillo San Cristóbal y el Cuartel de Ballajá.

“En San Juan estaba ubicado el poder político, militar y religioso. Otras estructuras que construyen son el Castillo San Felipe del Morro y las murallas que dan la vuelta a la isleta de San Juan. Se llama morro porque es el lugar donde está ubicado el castillo, que es un morro, un acantilado que da hacia el mar”, aclaró.

“Otra estructura militar importante es La Fortaleza, que hoy día es la casa del gobernador y así ha sido durante siglos. Se construyó para la protección de la bahía de San Juan. Lo que pasa es que si era para proteger a la bahía cuando ya los barcos llegaban a La Fortaleza, ya estaban dentro de la bahía. Por eso se comienza la construcción del Castillo San Felipe del Morro que es en la misma entrada de la bahía de San Juan”, acotó.

Para internarse en el tema religioso, puede visitar la Iglesia San José, considerada una de las edificaciones más antiguas de América, cuyos registros datan de 1520.

“Esa iglesia es espectacular, su bóveda donde está el altar mayor, miras al techo y eso es una bóveda neogótica, o sea, que es un estilo gótico pero moderno. Entonces, eso es único, en todo América no hay una bóveda neogótica de ese estilo. En Europa sí, pero en América no, la única es en la iglesia San José”, afirmó al agregar que la catedral San Juan Bautista está catalogada entre las más antiguas de América.

Por su parte, Sara Noemí Barceló del Old San Juan Free Walking Tour, mencionó que, “nosotros comenzamos en Plaza Colón”.El recorrido se hace en inglés porque la mayoría de los turistas son estadounidenses, a quienes acompañan por el casco urbano para explicarles la importancia arquitectónica e histórica de la zona.

“Comenzamos a caminar por la calle San Francisco, bajamos por el callejón Capilla, ahí les hablo de los adoquines. Los adoquines azules se traen de Liverpool, Inglaterra y se ponen en 1891. Cada adoquín es de alrededor de cinco pulgadas y la parte de arriba es escoria que es el residuo de metal”, sostuvo al destacar que su recorrido es a base de propinas.

Resaltó que el Viejo San Juan contaba con siete entradas, aunque hay quienes dicen que son tres: Puerta de San Juan, Puerta de San Justo y Puerta de Tierra, por ser las principales.

En ambos recorridos se aprecian detalles del Paseo la Princesa, La Rogativa, el Parque de las Palomas, el Capitolio, entre otros lugares contenidos en la visita al Viejo San Juan.

El paseo a la capital puede incluir una mirada al pintoresco barrio La Perla, el Balneario El Escambrón, la Laguna del Condado, la playa Ocean Park, el Museo de Arte de Puerto Rico, entre las múltiples opciones que hará de su visita tan placentera, que siempre querrá regresar.

💬Ver comentarios