Vistazo a la Plaza Pública Ramón Frade León y la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción.
Vistazo a la Plaza Pública Ramón Frade León y la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción. (WANDA LIZ VEGA)

Cayey es reconocido mundialmente por la “ruta del lechón’ que ha llevado a miles de personas a degustar las delicias culinarias del barrio Guavate, pero el lugar cuenta con una fascinante oferta turística repleta de valor cultural, que hechizará tanto al visitante local como internacional.

Allí se puede hacer turismo gastronómico, arqueológico, religioso, educativo, deportivo, ecológico y agrario, debido a la diversidad de renglones listos para explorar en la también llamada Ciudad del Torito y Ciudad del coquí dorado.

Para empezar, se recomienda llegar al casco urbano, donde existe una fascinante historia que data de los orígenes del pueblo fundado el 17 de agosto de 1773.

Quizá la primera parada debería ser en la remozada plaza pública Ramón Frade León, cuyo nombre honra al destacado pintor cayeyano.

“Empezamos desde la Plaza de los Fundadores que queda contigua a la Plaza de Recreo, que es un lugar digno para las osamentas que se encontraron y se hizo esa fosa común que es la que está detrás de la Plaza de los Fundadores. Pero los nombres de los que se enterraron que están en el registro parroquial son aproximadamente 1,600″, explicó la historiadora Aida Mendoza Rivera.

El diseño de la nueva plaza contempla el disfrute para todas las edades, con un carrusel, las populares sillitas, área para jugar ajedrez y otra zona de chorritos.

“La plaza está debidamente identificada con 10 tarjas que explican todo lo que se muestra ahí para que nadie se pierda. Hay veces que el turismo es individual y la gente quiere aprender por sí misma. La primera (tarja) habla de la fundación de Cayey. Después, hay una que habla de la concha, de la plaza, de los empedrados y hay otra que habla de Frade”, manifestó.

De hecho, la concha acústica contiene un impresionante mural pintado por el artista ponceño David Zayas, el cual realza la obra de Ramón Frade.

“Alrededor de la plaza hay varias estructuras, entre estas la Casa Histórica de la Música Cayeyana. Es una casa emblemática que siempre fue comercio, incluso en un momento fue mueblería y en otro momento se abandonó. La iban a hacer centro de turismo, pero los músicos cayeyanos vieron la casa, hicieron una propuesta, en agosto de 2017 se inauguró”, destacó.

“La Casa de la Música se ha convertido en un espacio familiar repleto de cultura, para que todo el que venga a Cayey y quiera adentrarse en su historia musical, aquí encontrará una riqueza cultural inmensa. No hay otro proyecto como este en Puerto Rico”, esbozó.

Igualmente, el Salón de la Fama del Deporte Cayeyano es otro de los espacios aclamados por los visitantes.

“Esa casa de estilo colonial se estableció en el siglo 19 y es muy emblemática. Allí se enaltece a los atletas cayeyanos a través de exaltaciones y cada año se honra, no tan solo a los atletas sino también a los promotores. El deporte enaltece nuestra cultura”, apuntó y mencionó el Estadio Pedro Montañez como otro de los lugares de interés para el turismo deportivo.

Cayey también tiene un teatro municipal, enclavado en una estructura que sirvió como almacén tabacalero y luego Escuela de Medicina.

“Hoy sigue siendo escuela de Bellas Artes Municipal Miguel A. Juliá y el teatro municipal. Se ha presentado obra como La Casa de Bernarda Alba. El teatro está rindiendo muchos frutos”, indicó.

💬Ver comentarios