Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La pelea entre ambos equipos se desató en el tercer parcial. (AP / Bullit Marquez) (semisquare-x3)
La pelea entre ambos equipos se desató en el tercer parcial. (AP / Bullit Marquez)

Las selecciones de baloncesto de Australia y Filipinas protagonizaron el lunes una de las peleas más intensas que se haya visto en una cancha, lo que podría resultar en serias sanciones por parte de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA).

Australia y Filipinas disputaban el tercer parcial de su partido correspondiente a las ventanas clasificatorias a la Copa Mundial de China 2019, cuando el australiano Daniel Kickert cometió una dura falta sobre Roger Pogoy. En ese momento, Australia ganaba por 31 puntos.

Luego de la falta, Jayson Castro respondió con un puño y el exenebeísta Andray Blatche respondió con un empujón a un jugador australiano.

Lo que siguió fue una locura en la cancha, con jugadores pateando rivales. Los canasteros de Filipinas que estaban en el banco salieron a la cancha y los árbitros tuvieron dificultades para separar los jugadores y restaurar el orden. Un total de 13 jugadores fueron expulsados del partido, nueve de ellos filipinos. Tras las expulsiones, Filipinas se vio obligado a salir a la cancha con solo tres jugadores. 

Según reportes, el encuentro se detuvo por 30 minutos en lo que los árbitros estudiaban la situación y determiban las acciones a tomar. El marcador final fue de 89-53 para los australianos. 

En un comunicado, la FIBA declaró que “abriría un procedimiento de conducta contra ambos equipos. La decisión será comunicada en los próximos días”.

Australia y Filipinas son parte del Grupo B en las clasificatorias de Asia y ocupan los primeros dos lugares, con record de 5-1 y 4-2, respectivamente.


💬Ver 0 comentarios