John Holland celebra el título de los Santeros en el tabloncillo del Pachín Vicens. (Especial El Nuevo Día / Jorge Ramírez Portela)

PONCE.- John Holland se esforzó por unos segundos para decir en español lo que sentía minutos después de convertirse en campeón del Baloncesto Superior Nacional (BSN) en su primer año en la liga.

“Me alegro de que ganamos” exclamó el canastero.

El alero de 30 años cumplió con las expectativas de los Santeros de Aguada en ayudarlo en alzar el primer título en la historia de la franquicia tras vencer en seis partidos a los Leones de Ponce en la serie de campeonato.

El sábado, Holland no dejaba de saltar y abrazar a sus compañeros tras la victoria 82-78 en el auditorio Juan “Pachín” Vicens para asegurar el cetro. El integrante de la Selección Nacional fue crucial en el encuentro con cuatro triples en el segundo parcial para finalizar con 20 puntos.

“Fue increíble. Ponce es un equipo duro con mucha historia. Pero hemos hecho esto todo el año y pudimos terminar el trabajo. Es especial poder venir aquí y jugar, estar en la isla y experimentar todo esto con mis compañeros. Es grandioso”, expresó.

Holland se unió a los Santeros en abril después de que sus derechos fueron adquiridos por el equipo en 2017 tras un cambio con los Indios de Mayagüez. Con su presencia, Aguada pudo terminar la temporada regular en el puntero con marca de 21-15, asegurando ventaja local por toda la postemporada.

Tuvo promedio de 16.8 puntos, 4.1 rebotes y 2.5 asistencias por 19 partidos.

Aguada pasó un susto en las semifinales frente a los Piratas de Quebradillas cuando Holland se lastimó el tobillo izquierdo en el cuarto jugo. Se ausentó por dos encuentros, lo que permitió Quebradillas borrar la desventaja de 3-1. El canastero regresó para el séptimo duelo decisivo y fue clave en los minutos finales para sellar el pase a la final.

En la serie de campeonato, tuvo medias de 16.5 con 3.2 asistencias y 2.7 rebotes.

“Tuvimos muchas altas y bajas. No fue fácil. Estuvimos primeros, pero no fue fácil hasta el final. Solo estoy bien agradecido de que lo logramos. Todos mis compañeros han sido grandiosos desde que llegué. No tengo palabras para describir el momento”, declaró.

Embriagado por el momento, Holland fue parco en declarar si regresa el año entrante para defender el título.

“No sé. Ahora tengo que disfrutar el momento. Estoy sin palabras”, precisó.

El próximo compromiso de Holland será la Copa Mundial de FIBA en China junto a la Selección Nacional de Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios