Parte de la Selección Nacional femenina, junto al dirigente Jerry Batista, que jugará en la AmeriCup. (Vanessa Serra Díaz)

La Selección Nacional de baloncesto femenino apuesta a subir nuevamente al podio de la AmeriCup ante la fuerte competencia de la región que se presentará a partir del domingo en el coliseo Roberto Clemente de San Juan.

En la pasada edición de 2017 celebrada en Argentina, las boricuas se agenciaron la medalla de bronce, posición que les dio la histórica clasificación al Mundial 2018 en Tenerife, España.

Para este torneo, en el cual se inaugura el nuevo sistema de clasificación femenina de la FIBA, ocho plazas estarán disponibles para los torneos preclasifciatorios olímpicos regionales, que se celebrarán por separado a partir del mes de noviembre.

El dirigente del combinado patrio Jerry Batista reconoció la dificultad que presenta el certamen, que tendrán al campeón del mundo Estados Unidos con la mayoría de su núcleo mundialista, compuesto por jugadoras de la WNBA.

“Es el torneo más competitivo en los últimos 10 años”, expresó Batista en conferencia de prensa en la instalación deportiva de la capital. 

“La edición de Estados Unidos que viene le da un refuerzo al torneo. Canadá, que se ha preparado con jugadores veteranas. Brasil igual. Los diez equipos van a estar competitivos. Los cuatro equipos sudamericanos son sólidos. Los de la región centroamericana, ya vieron el año pasado en el Centrobasket que han mejorado mucho, son rivales de cuidado. Cuba sigue siendo Cuba, le tenemos mucho respeto. Todas las noches será un gran nivel de baloncesto”, agregó.

La matrícula que ganó bronce en los pasados Juegos Panamericanos de Lima repetirá el uniforme. Presentes en la conferencia de prensa estuvieron la capitana de la escuadra Pamela Rosado, Jennifer ONeill, Dayshalee Salamán, Deanna Kuzmanic, Allison Gibson, Jazmone Gwathmey, Isalys Quiñones, Anushka Maldonado y Sofía Roma. Daneishka Canales debutará en el Equipo Nacional en sustitución de Michelle González, quien se encuentra lesionada, pero formará parte del cuerpo técnico. Tayra Meléndez e India Pagán estuvieron ausentes debido a que aún no han arribado a la isla.

Puerto Rico debutará el domingo frente a Cuba a las 8:00 p.m., como parte del Grupo A compuesto por República Dominicana, México y Canadá. El Grupo B lo integran Argentina, Paraguay, Colombia, Brasil y Estados Unidos.

Los primeros dos países de cada llave se cruzarán para jugar las semifinales el 28 de septiembre. 

Rosada manifestó que el quinteto no se verá presionado por jugar como local ante el mejor talento de la región.

“Es un torneo más. Entiendo que no hay presión. Sí, es bonito jugar en la capital ya que hace mucho tiempo no se juega un torneo de este nivel en San Juan. Creo es grande para nosotras poder demostrar lo que podemos hacer como grupo y hacer en Puerto Rico. Estoy contenta con mi grupo y la química es espectacular. Llevamos tiempo juntas y nos conocemos a la perfección. Este torneo no va a ser la excepción. Vamos a ir rumbo a esas tres medallas para tratar de llegar a una Olimpiadas”, expresó la veterana armadora.

Los boletos, que están a la venta a través de prticketpr.com, comienzan en $7 e incluyen los cuatro encuentros de cada día.


💬Ver 0 comentarios