Los Santeros tomaron el comando del juego en el tercer parcial para encaminarse a la victoria. (Especial para El Nuevo Día / Jorge Ramírez Portela)

Ponce - Sí, se pudo.

Los Santeros de Aguada hicieron historia el sábado al conquistar su primer campeonato en la historia de la franquicia en el Baloncesto Superior Nacional (BSN) tras superar a los Leones 82-78 en el sexto juego de la final en el auditorio Juan “Pachín” Vicens.

El quinteto del oeste se convirtió en la franquicia número 18 en la historia de más de 80 años del torneo local en alzar un título. Aguada regresó a la liga en el 2016 como parte de un proyecto que comenzó en Coamo en 2014 de la mano de los técnicos Allans Colón y Wilhemus Caanen, actual mentor de Ponce.

Fue el segundo campeonato para el dirigente Carlos González en los últimos tres años. Fue campeón en el 2017 con los Piratas de Quebradillas. Además, el alero de la Selección Nacional John Holland se estrenó en el BSN con un cetro.

Los Leones se vieron abajo por 74-64 restando poco más de cinco minutos del encuentro, lo que provocó un silencio sepulcral en el Pachín. No obstante, Ponce sacó garra y bajó el déficit a 76-73 con siete unidades consecutivas de Ángel Daniel Vassallo restando 1:43 en el reloj. Aguada respondió de inmediato con un triple de Holland, pero los Leones se negaban a morir.

Después de que Holland saliera del partido por acumulación de faltas, los locales tuvieron la oportunidad de empatar restando 41 segundos. Carlos Rivera disparó un tripe desde la esquina que falló y Aguada atrapó el rebote para dejar el tiempo correr.

Rigoberto Mendoza recibió una falta  y atinó desde la línea de los suspiros los puntos que sellaron el campeonato para Aguada.

Los Santeros comenzaron a brincar y abrazarse en el medio del tabloncillo mientras que varios fanáticos desilucionados de los Leones lanzaron vasos de plásticos al tabloncillo. Esto no opacó la celebración de los nuevos monarcas, quienes se marcharon triunfantes al camerino.

Mendoza anotó 28 puntos, atrapó nueve rebotes y atrapó cuatro asistencias para ser nombrado el Jugador Más Valioso. John Holland tuvo 20 puntos y Alex Abreu 12.

Por los Leones, Vasallo fue el mejor con 29 unidades y Víctor Liz coló 17 en el primer revés de Ponce en el Pachín Vicens desde el pasado 18 de abril.

Los selváticos parecieron botar la devastadora derrota del jueves pasada al registrar un sólido primer parcial 24-16. Rivera lució con siete puntos para una ofensiva ponceña nuevamente concentrada debajo del aro. De los 24 puntos, 18 fueron en la pintura con ocho rebotes ofensivos. Ponce cerró el periodo con un triple de Liz para activar temprano los gritos de los aficionados locales.

En el segundo cuarto, Holland mantuvo en juego a los Santeros con tres triples consecutivos para cerrar el marcador 29-25 antes del tiempo televisivo. Un bombazo de esquina de Mendoza empató el encuentro a 30 y los seguidores de Aguada en lo alto del Pachín se hicieron sentir. Cesta de Will Daniels y tiros libres de Liz ayudaron a los Leones al irse al descanso arriba por uno 37-36 ante el ajuste defensivo de los Santeros.

Ambos quintetos intercambiaron canastos durante el tercer parcial. En un momento, los Leones parecían que despegarían en la pizarra con triple de Vassallo y penetración de Liz tras recuperar una tabla ofensiva que puso el juego 52-46 con 5:23 minutos. No obstante, Aguada respondió con tripletas de Mendoza y Alex Abreu para seguir en acecho.

Abreu conectó nuevamente a larga distancia, Mendoza logró una güira y el armador Kevin Maura coló dos tiros libres que llevaron a los Santeros al último parcial arriba 63-57 para saborear el campeonato.


💬Ver 0 comentarios