Puerto Rico enfrentará por primera vez a Estados Unidos en el baloncesto femenino fuera de los Juegos Panamericanos. En la foto, Tayra Meléndez durante el encuentro contra México. (David Villafañe)

Puerto Rico no quiere entrar al tabloncillo del coliseo Roberto Clemente con una mentalidad perdedora ante Estados Unidos, campeón mundial y olímpico, en lo que será el primer pareo entre ambas selecciones en un torneo continental de la FIBA.

El encuentro correspondiente a las semifinales del Americup femenino será esta noche a las 8:00 p.m.

Antes, a las 5:30 p.m., se ven Brasil y el campeón defensor Canadá en el otro choque por el pase a la final.

La Selección Nacional llegará al encuentro luego de terminar con marca de 3-1 en el Grupo A. Venció con facilidad a Cuba, República Dominicana y México con una ventaja promedio de 30 puntos. Las boricuas solo cayeron ante las canadienses, 78-50.

Después de sacar de la cancha a las mexicanas el jueves con marcador de 79-39 para cerrar la primera ronda, el dirigente nacional Jerry Batista no pretende huirle al reto de probar a sus canasteras contra un rival superior en todos los aspectos.

“La parte más importante es tratar de medirte con los mejores. Estados Unidos es el mejor y una de las cosas que vamos a hablar con las jugadoras, que ya lo hablamos la semana anterior, es la importancia de sacar tu mejor juego contra el mejor equipo”, expresó Batista a El Nuevo Día.

“Si te ganan, que te ganen por talento, no porque te rendiste, porque no diste tu mayor esfuerzo. Vamos a salir a jugar. Si nos ganan, nos ganan. Nos vamos a salir derrotados antes del juego. Sabemos con quién nos estamos enfrentando. Si nos abren el marcador, a lo mejor hacemos ajustes y pensamos en el juego del domingo (mañana). Todo eso lo vamos a hacer a medida que se de el partido”, agregó.

Estados Unidos, con la mayoría de la plantilla que ganó el Mundial del año pasado en España, pasó la aplanadora en el Grupo B para terminar invicto (4-0). En cuatro jornadas, dominó a sus oponentes con media de 46.7.

La mayor dificultad de las boricuas será contender la ofensiva de las estadounidenses en la pintura.

“Creo que voy a necesitar a Peter John Ramos y a Piculín Ortiz”, bromeó Batista.

“Con un equipo tan grande tenemos que hacer un trabajo colectivo, sacarlas de la pintura y no darle segundas oportunidades. Eso es difícil porque la estatura y fortaleza siempre te dominan. Vamos a salir a tratar de hace ese trabajo”, añadió el dirigente nacional.

En la AmeriCup, Estados Unidos promedia 52.0 rebotes, mientras que Puerto Rico tiene promedio de captura de 46.8.

Respeto a las boricuas

El jueves, la dirigente de Estados Unidos, la Salón de la Fama Dawn Staley, mostró respeto a las anfitrionas del torneo.

“Ellas tienen un buen backcourt. Tuve el placer de enfrentar a una de sus integrantes, Jennifer O’Neill. Ella ha hecho un gran trabajo. Ella anotó muchos puntos contra nosotros (South Carolina) cuando estuvo en Kentucky (colegial). Me gusta el atletismo y velocidad colectiva de ellas. Además, uno juego un poco más inspirado cuando está en tu cancha local. Aceptamos el reto de no solo enfrentarlas a ella, sino también al público que traigan a las gradas”, declaró.

En duda Gwathmey

Para el desafío, Puerto Rico podría tener la baja de la estelar Jazmone Gwathmey, quien no vio acción en los últimos dos encuentros por una molestia en la espalda baja.

Batista informó que la decisión de activar a la canastera se tomará previo al partido.

“La estamos protegiendo. No la vamos a poner en una situación de lastimarla más. Si no está lista, no la vamos a usar el sábado ni el domingo. Le hemos dado descanso y terapia. Obviamente, es una jugadora que nos hace falta contra un equipo como Estados Unidos pero no queremos poner los planes de nosotros por encima de su salud”, dijo Batista.


💬Ver 0 comentarios