(Suministrada)

Hace alrededor de 500 años las garitas que ahora adornan algunas áreas del Viejo San Juan, y que fueron creadas por los españoles en aquellos tiempos de la colonización, tenían la encomienda de defender a la Isla de ataques exteriores, siendo construidas para fines militares.

Hoy día eso cambió. La garita que vigila la cancha de la comunidad La Perla ubicada en el Viejo San Juan se convirtió en una pacífica y elegante espectadora de las clínicas de baloncesto del programa San Juan Basketball.

“Esto está empezando y hemos visto muchos muchachos con mucho talento y nos faltan varias comunidades por visitar”, sostuvo el senador Henry Neumann, creador del proyecto que también impactará a los municipios de Aguas Buenas y Guaynabo.

“Aprovechamos la oportunidad de la programación de San Juan Basketball para llegar a las diferentes comunidades de San Juan, Guaynabo y Aguas Buenas, no solo para impartir los fundamentos del deporte a los niños y jóvenes, sino también identificamos talento para continuar ayudándolos”, agregó Neumann, exsecretario del Departamento de Recreación y Deportes (DRD).

A la famosa cancha de esta comunidad llegaron niños y jóvenes acompañados de sus padres y líderes recreativos, y allí recibieron clínicas por parte de los directores del proyecto y excanasteros del Baloncesto Superior Nacional, los hermanos Orlando ‘Guayacán’ Santiago y Eddín ‘Guayito’ Santiago. A esta dupla lo acompaña José Mojica, un talentoso joven y exjugador que sobresalió en las categorías menores.

A esta iniciativa se unió Acción Social de Puerto Rico (ASPRI), una entidad sin fines de lucro que se dedica a identificar y buscar soluciones a los problemas y unir esfuerzos para mejorar la calidad de vida de las personas y comunidades en desventaja económica.

La iniciativa ha impactado ya a participantes de los residenciales capitalinos de Luis Llorens Torres, Nemesio R. Canales y Las Dalias, y las comunidades de San José y La Perla.


💬Ver 0 comentarios