Russell Westbrook y James Harden posan durante el día de medios de los Rockets de Houston. (AP)

Adiós, temporada muerta. Una nueva temporada de NBA está aquí.

El viernes, los primeros cinco equipos celebraron sus respectivos Días de Medios, el rito anual de la NBA en los días previos a los campamentos de entrenamientos. LeBron James y Anthony Davis hablarían sobre una temporada llena de expectativas para los Lakers. Por esa misma línea irán James Harden y Russell Westbrook en Houston, y Kyrie Irving y Kevin Durant en Brooklyn.

Mientras la mayoría de los equipos, típicamente, entran a una temporada con esperanzas, este año se presenta totalmente abierto en cuanto a contendores reales, algo que no se veía hace mucho tiempo.

 “Hablé con al menos siete gerentes generales que realmente creen que van por todo”, expresó el gerente general de Washington,   Tommy Sheppard.

Quizás hayan más.

En las pasadas 14 temporadas, solo 10 franquicias —Toronto, Golden State, Cleveland, Miami, San Antonio, Oklahoma City, Dallas, los  Lakers, Boston y  Orlando—  han llegado a la final de la NBA. 

Esta temporada, podrían haber al menos diez con una oportunidad real de llegar a la final.

Los Clippers, con Paul George y el flamante Más Valioso de la final, Kawhi Leonard, están en el tope de la lista. Los Lakers, que no han ido a la postemporada desde el 2012, también lucen como contendores con James y Davis liderando el grupo. Denver trae de vuelta la mayoría de un equipo que ganó 54 juegos. Utah luce como un equipo mejor y tiene una estrella en ciernes en Donovan Mitchell. Filadelfia,   Milwaukee, Boston y  Brooklyn podrían estar en el tope del Este.

Y entonces están los finalistas del año pasado, los Warriors y Raptors, quienes no se esperan que caigan mucho en los standings a pesar de perder a Durant y Leonard, respectivamente.

“Quisiera ser el favorito de nuevo, para ser honesto contigo”, dijo el dirigente de los Warriors, Steve Kerr.

No lo son. La mayoría de las casas de apuestas le dan ese rol a los Clippers o los Lakers. Pero los Warriors son todavía una elección favorita entre los apostadores, y en Las Vegas los patrones muestran que hay muchos equipos con posibilidad real de tener el trofeo Larry O’Brien en junio.

“No sé si es un paraíso para los apostadores, pero sí para las casas de apuestas”, dijo   Nick Bogdanovich, director de la casa de apuesta   William Hill US. “Uno quiere paridad. Por eso la NFL ha sido tan buena para las casas de apuestas en los últimos 25 años, hay paridad. Este año, la NBA es definitivamente está más abierta”.   

En los libros de William Hill, los Lakers —siempre muy populares entre los apostadores, pues la ciudad tiene muchos fanáticos de este equipo— y los Clippers son los cofavoritos con 7-2. Hay ocho equipos con posibilidades de 15-1, que es lo que tenían los Raptors antes de la pasada temporada.

 “Eso significa que hay ocho equipos que tienen un buen chance”, dijo  Bogdanovich.

Reconstrucción en OKC 

Incluso algunos de los equipos que no están en ese bonche parecen cargar esperanzas al nuevo año.

Por primera vez en nueve temporadas, Oklahoma City no está entre los primeros 10 equipos con más posibilidades en Las Vegas. El Thunder ahora está en el fondo de la lista en los libros de Vegas —algo fácil de entender luego de cambiar a Westbrook a Houston, George a los Clippers y comenzar a coleccionar turnos en el sorteo en una clara señal de reconstrucción.

  “La manera que yo lo explico internamente es que hay un millón de cosas que pueden salir mal en la NBA”, dijo el gerente general del Thunder, Sam Presti. “Pero solo hay una manera de que todo salga correcto. Y solo le ocurre a un equipo. Uno quiere ser ese equipo y uno hará todo lo que quiere. Pero hay que ser inteligente en la manera que trabajas las cosas”.

Sheppard, por su parte, también enfatizó en que la especulación en la pretemporada no significa nada. Los Warriors eran claros favoritos el año pasado y luego cayeron en la final luego que Durant y Klay Thompson se lesionaran.

Y luego de un verano y mucho movimiento de jugadores, es de esperarse que haya un factor de sorpresa.

“Muchos nombres de los equipos son el mismo en la parte de alfrente de la camisa, pero en la espalda es diferente”, dijo Sheppard. “Eso cambia lo que eres, especialmente en la química. Así que pienso que muchos equipos estarán emocionados e irán por el campeonato, pero tienes que tener como factor lo que pasa durante una temporada. Los nombres se ven bien en el papel, pero el partido se disputar en madera, y siempre ha sido así”.


💬Ver 0 comentarios