Entrada al complejo Wide World of Sports de ESPN en Walt Disney World, en Kissimmeee, Florida, donde se reanudará la temporada de la NBA. (AP) (John Raoux)

Nikola Vucevic tuvo que levantar la voz un poco a fin de responder a las preguntas. Apenas había abandonado la cancha tras el primer entrenamiento del Magic de Orlando para la reanudación de la temporada, y algunos de sus compañeros llevaban a cabo un ruidoso concurso de tiros.

Después de cuatro meses de inactividad el baloncesto está prácticamente de regreso.

Los entrenamientos completos dentro de la llamada “burbuja” de la NBA en el complejo de Disney iniciaron el jueves con el Magic —el primer equipo en arribar al campus esta semana.

“Es increíble estar de vuelta después de cuatro meses”, dijo Vucevic. “Todos lo extrañábamos”.

Los últimos ocho equipos arribaron el jueves, incluidos los Lakers de Los Ángeles y los 76ers de Filadelfia.

El astro de los Lakers LeBron James lamentó tener que despedirse de su familia y el alero de los Sixers Joel Embiid —quien generó sorpresa esta semana cuando dijo que “no era partidario de la idea” de reanudar la temporada en la burbuja— se presentó para abordar el vuelo del equipo con lo que parecía un traje de protección completo.

“Recién dejé la casa para dirigirme a la burbuja. Odio dejar a la #JamesGang (#pandillaJames)” escribió James en Twitter.

Otra de las últimas llegadas fue la de los actuales campeones, los Raptors de Toronto, quienes arribaron en autobuses tras un viaje de dos horas desde Naples, Florida —han estado en este lugar durante dos semanas, entrenando en la Universidad Florida Gulf Coast en Fort Myers. Los autobuses fueron decorados especialmente para la ocasión, con el logo de los Raptors y la frase “Black Lives Matter” en ambos lados.

Brooklyn, Utah, Washington y Phoenix entrenaron el jueves, junto con el Magic. Denver inicialmente estaba programado este día, pero aplazó la práctica para el viernes. El sábado los entrenamientos serán constantes —22 equipos trabajando en distintos momentos durante un periodo de 13 horas y media en siete complejos distintos.

Los partidos de exhibición comienzan el 22 de julio y los encuentros de verdad se retomarán el 30.

Los equipos, a grandes rasgos, tuvieron que esperar dos días tras su arribo antes de ingresar a la cancha de práctica. Muchos jugadores han pasado ese tiempo concentrados en los videojuegos.

Los alimentos han sido un tema de conversación, especialmente después de que un puñado de jugadores compartieron en redes sociales lo que les pareció comida de baja calidad durante el breve periodo de cuarentena.

Reconocer el campus es otra situación clave y el proceso seguirá seguramente durante varios días debido a que los equipos utilizarán distintas instalaciones mientras intentan volver a la rutina de las prácticas.