Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Miami, Florida – Consumada la firma de Rick Pitino para dirigir al Equipo Nacional de Puerto Rico, ¿qué será lo próximo que podrá lograr la Federación de Baloncesto para mejorar el nivel de su selección nacional? Pues sepa que una alternativa será explorar si pueden conseguir para su programa al enebeísta de ascendencia puertorriqueña Carmelo Anthony.

Esa información trascendió estos pasados días en Miami. Y según lo conoció El Nuevo Día el tema ya se tocó ligeramente con el agente de Anthony aunque la alternativa puede ser muy ambiciosa y más difícil de lograr que lo que era el sueño de contratar a un técnico del nivel de Pitino.

Resulta qué, según la información provista, el agente de Anthony llamó hace un tiempo a la Federación de Baloncesto para consultar si el organismo podría ayudar al delantero de los Nuggets de Denver a realizar algunas cosas en Puerto Rico. Y aprovechando la llamada, la gente de la Federación de Baloncesto les dijo que con mucho gusto ayudarían pero también aprovecharon para consultar si Anthony podría considerar también ayudar a Puerto Rico con su juego.

Anthony, quien es hijo de un puertorriqueño ya fenecido, actualmente pertenece al programa de selecciones nacionales de los Estados Unidos. Puerto Rico intentó reclutarlo para su programa en el 2002 pero el entonces estudiante de Syracuse escogió jugar a nivel internacional para su natal Estados Unidos.

Ese vínculo con Estados Unidos ha visto a Anthony jugar en el Mundial Japón 2006, las Olimpiadas Atenas 2004 y Pekín 2008.

Si Anthony quisiera jugar para Puerto Rico en esta etapa de su carrera, la FIBA tendría que aprobar su cambio de ciudadanía deportiva. También tendría que darle autorización la USA Basketball.

Ese tipo de cambio, vale destacar, solo es permitido en casos que un jugador cambie de un equipo de alto nivel hacia uno de menor nivel. Es decir, por Estados Unidos ser el país número uno en la clasificación mundial, Anthony podría, si quisiera, pedir permiso para jugar por Puerto Rico, país que actualmente está clasificado en el puesto número 15 del escalafón masculino de la FIBA.

Según la información recibida, la idea está en pañales y potencialmente es un sueño. No obstante, así fue también la idea de firmar a Pitino.